/ domingo 27 de septiembre de 2020

[Video] Asesinan a 11 en centro nocturno de Jaral del Progreso

Siete hombres y cuatro mujeres, las víctimas


JARAL DEL PROGRESO, Gto.- (OEM-Informex).- Jaral el Progreso vivió lo que hasta ahora ha sido el día más violento de su historia reciente: 11 personas fueron asesinadas a balazos cuando se encontraban dentro del centro nocturno “La Cabaña del Toro”, el cual pese a que estos lugares deberían estar cerrados por la pandemia, operaba presuntamente sin la autorización correspondiente.

El modus operandi del ataque es el que se ha visto en otros perpetrados en Guanajuato: hombres armados a bordo de tres camionetas llegaron hasta el centro nocturno “La Cabaña del Toro”, ingresaron al lugar y sin mediar palabra atacaron a todos los presentes que había en éste; se dijo que al momento de la agresión había alrededor de 14 personas, entre clientes, trabajadores y mujeres que acudían al lugar también a laborar en el sexoservicio.



En el lugar fueron encontrados más de 100 casquillos percutidos, así como 11 cadáveres, cuatro de mujeres y siete de hombres, así como una mujer lesionada, la cual fue llevada con vida a un centro médico; también fue reportado que entre los fallecidos no estaban dos trabajadores del establecimiento, por lo que se presume que éstos fueron privados de la libertad por el grupo armado, el cual se supo ingresó por la carretera que conecta de Cortazar a Jaral del Progreso y por esa misma habrían escapado tras cometer el crimen.

Reguero de cadáveres

El Semáforo Estatal de Reactivación Económica se mantiene en color naranja en Guanajuato, lo cual indica que los centros nocturnos, bares, botaneros y cantinas no pueden abrir, pero “La Cabaña del Toro” tenía varios días que daba servicio, de acuerdo con vecinos que habían denunciado esa situación, pues sabían que un día este lugar podría ser blanco de un hecho delictivo, ya fuera un robo o un asesinato, como finalmente sucedió.

El centro nocturno “La Cabaña del Toro” es un predio que se ubica a un costado de la carretera que conecta a Jaral del Progreso con Cortazar. Una vieja barda abierta de par en par recibía a los visitantes, quienes sin pudor alguno dejaban sus vehículos en el amplio estacionamiento de terracería que había en el lugar.

Adentro, el espacio contaba con mesas de madera y sillas de plástico, las cuales tampoco tenían los protocolos sanitarios que tienen algunos restaurantes de estar separados o dejar lugares sin usar.

Entre esas mesas y sillas quedaron los cuerpos de las 11 personas que fueron asesinadas. Habían estado bailando, bebiendo alcohol toda la madrugada. Incluso, cuando los agentes policíacos llegaron al lugar, el sonido ambiental todavía estaba encendido.

Los cuerpos de cuatro mujeres y siete hombres quedaron regados en el piso y entre una laguna de sangre. Los agentes ministeriales que participaron en la diligencia recabaron todos los indicios que permitan establecer el móvil del crimen, así como la posible identidad de los autores de la misma. Por casi siete horas la escena fue procesada, hasta que el último cadáver fue sacado para practicarle la necropsia de ley. Por la cantidad de los cadáveres, algunos fueron enviados a Celaya y otros a Irapuato.



Noticia mundial

De nueva cuenta, Guanajuato volvió a estar en los ojos del mundo por esa nueva masacre. Ya lo había estado el pasado primero de julio cuando 27 personas habían sido asesinadas a balazos en el centro de rehabilitación “Buscando el camino a mi recuperación”, de Irapuato, y un mes antes, el seis de junio, cuando otras 10 personas fueron asesinadas en otro anexo también de Irapuato.

La disputa que mantienen los grupos delincuenciales no cesa en el estado y con el asesinato de estas 11 personas, son ocho las masacres con más de siete víctimas que se han perpetrado en la entidad de enero a la fecha.

La primero ocurrió el 15 de enero en Tarimoro, donde en un yonke fueron asesinadas siete personas; la segunda ocurrió el 24 de enero en Villagrán, donde nueve personas fueron asesinadas en el parador de tráileres San Ferr; el 20 de mayo ocho personas murieron a balazos asesinadas en una gasolinería en Apaseo el Alto; el dos de junio siete personas fueron asesinadas en un parador de tráileres en San Luis de la Paz; el seis de junio 10 hombres fueron asesinados en un anexo de la ciudad de Irapuato; el primero de julio ocurrió la mayor masacre en el estado, 27 personas fueron asesinadas en el centro de rehabilitación “Buscando el camino hacia mi recuperación”, en Irapuato; el siete de agosto fueron asesinadas otras siete personas en una casa en Jerécuaro y este multihomicidio de Jaral el Progreso, que dejó 11 personas muertas.


JARAL DEL PROGRESO, Gto.- (OEM-Informex).- Jaral el Progreso vivió lo que hasta ahora ha sido el día más violento de su historia reciente: 11 personas fueron asesinadas a balazos cuando se encontraban dentro del centro nocturno “La Cabaña del Toro”, el cual pese a que estos lugares deberían estar cerrados por la pandemia, operaba presuntamente sin la autorización correspondiente.

El modus operandi del ataque es el que se ha visto en otros perpetrados en Guanajuato: hombres armados a bordo de tres camionetas llegaron hasta el centro nocturno “La Cabaña del Toro”, ingresaron al lugar y sin mediar palabra atacaron a todos los presentes que había en éste; se dijo que al momento de la agresión había alrededor de 14 personas, entre clientes, trabajadores y mujeres que acudían al lugar también a laborar en el sexoservicio.



En el lugar fueron encontrados más de 100 casquillos percutidos, así como 11 cadáveres, cuatro de mujeres y siete de hombres, así como una mujer lesionada, la cual fue llevada con vida a un centro médico; también fue reportado que entre los fallecidos no estaban dos trabajadores del establecimiento, por lo que se presume que éstos fueron privados de la libertad por el grupo armado, el cual se supo ingresó por la carretera que conecta de Cortazar a Jaral del Progreso y por esa misma habrían escapado tras cometer el crimen.

Reguero de cadáveres

El Semáforo Estatal de Reactivación Económica se mantiene en color naranja en Guanajuato, lo cual indica que los centros nocturnos, bares, botaneros y cantinas no pueden abrir, pero “La Cabaña del Toro” tenía varios días que daba servicio, de acuerdo con vecinos que habían denunciado esa situación, pues sabían que un día este lugar podría ser blanco de un hecho delictivo, ya fuera un robo o un asesinato, como finalmente sucedió.

El centro nocturno “La Cabaña del Toro” es un predio que se ubica a un costado de la carretera que conecta a Jaral del Progreso con Cortazar. Una vieja barda abierta de par en par recibía a los visitantes, quienes sin pudor alguno dejaban sus vehículos en el amplio estacionamiento de terracería que había en el lugar.

Adentro, el espacio contaba con mesas de madera y sillas de plástico, las cuales tampoco tenían los protocolos sanitarios que tienen algunos restaurantes de estar separados o dejar lugares sin usar.

Entre esas mesas y sillas quedaron los cuerpos de las 11 personas que fueron asesinadas. Habían estado bailando, bebiendo alcohol toda la madrugada. Incluso, cuando los agentes policíacos llegaron al lugar, el sonido ambiental todavía estaba encendido.

Los cuerpos de cuatro mujeres y siete hombres quedaron regados en el piso y entre una laguna de sangre. Los agentes ministeriales que participaron en la diligencia recabaron todos los indicios que permitan establecer el móvil del crimen, así como la posible identidad de los autores de la misma. Por casi siete horas la escena fue procesada, hasta que el último cadáver fue sacado para practicarle la necropsia de ley. Por la cantidad de los cadáveres, algunos fueron enviados a Celaya y otros a Irapuato.



Noticia mundial

De nueva cuenta, Guanajuato volvió a estar en los ojos del mundo por esa nueva masacre. Ya lo había estado el pasado primero de julio cuando 27 personas habían sido asesinadas a balazos en el centro de rehabilitación “Buscando el camino a mi recuperación”, de Irapuato, y un mes antes, el seis de junio, cuando otras 10 personas fueron asesinadas en otro anexo también de Irapuato.

La disputa que mantienen los grupos delincuenciales no cesa en el estado y con el asesinato de estas 11 personas, son ocho las masacres con más de siete víctimas que se han perpetrado en la entidad de enero a la fecha.

La primero ocurrió el 15 de enero en Tarimoro, donde en un yonke fueron asesinadas siete personas; la segunda ocurrió el 24 de enero en Villagrán, donde nueve personas fueron asesinadas en el parador de tráileres San Ferr; el 20 de mayo ocho personas murieron a balazos asesinadas en una gasolinería en Apaseo el Alto; el dos de junio siete personas fueron asesinadas en un parador de tráileres en San Luis de la Paz; el seis de junio 10 hombres fueron asesinados en un anexo de la ciudad de Irapuato; el primero de julio ocurrió la mayor masacre en el estado, 27 personas fueron asesinadas en el centro de rehabilitación “Buscando el camino hacia mi recuperación”, en Irapuato; el siete de agosto fueron asesinadas otras siete personas en una casa en Jerécuaro y este multihomicidio de Jaral el Progreso, que dejó 11 personas muertas.

Policiaca

Atacan a balazos domicilio en Las Insurgentes, dos personas lesionadas

En el tramo comprendido entre las calles Micaela Bedolla y María Josefa González

Local

Cancelan fondo de apoyo a exbraceros

En Guanajuato son alrededor de 70 mil los exbraceros registrados y sólo a una tercera parte le ha sido entregado el pago

Sociedad

México supera 10 veces proyección de muertes por Covid

Las estadísticas se acercan peligrosamente a las 90 mil defunciones en poco más de siete meses

Finanzas

Banjercito invierte 27 mdp en biométricos

Con estos dispositivos, el banco capturará huellas digitales, el rostro y la voz de los cuentahabientes

Finanzas

Elecciones EU: El peso resiste dura campaña

La moneda vive un efecto de "montaña rusa" desde las convenciones bipartidistas de EU

Política

Acusan a Irma Eréndira Sandoval de proteger a hermano

Un morenista se unió a la oposición en los señalamientos a la titular de la SFP de encubrir la corrupción

Doble Vía

The Outlaw Ocean Music Project, banda sonora para los relatos del mar

Un periodista y músicos de diversas latitudes unen sus talentos para producir una banda sonora que alerta sobre la problemática que se vive en los mares

Mundo

Furia en Italia por nuevas medidas anti-covid

Las acciones europeas cayeron ayer debido a que la aversión al riesgo lastró los mercados ante el agresivo rebrote de contagios en la UE