/ martes 31 de julio de 2018

Familiares piden justicia por novatada en Chiapas

Mónica Anahí también fue víctima de los cursos de inducción que acostumbran en la normal Mactumatzá; sus papás esperan que autoridades procedan

Chiapas.- La semana pasada se dio a conocer que el joven José Luis, originario del municipio de Venustiano Carranza, perdió la vida tras una novatada promovida por miembros de la Escuela Normal Rural Mactumatzá, pero no es el único caso, en unos días se cumplirá un año del fallecimiento de Mónica Anahí, quien también fue víctima de los llamados cursos de inducción, y sus familiares piden justicia, porque consideran hubo irregularidades. “Mónica tenía la ilusión de ser maestra, presentó su examen de admisión y aprobó, pero la normal Mactumatzá le rechazó su pase; sin embargo, en una segunda visita de miembros de la institución le permitieron ser parte de la escuela, pero con la encomienda de pasar lo que se le conoce como el curso de inducción (novatada)”, dijo en entrevista Aracely Pérez, madre de la chica.

Mónica salió de su hogar con la ilusión de iniciar una nueva etapa en su vida, la de estudiar una carrera profesional con perfil de ser maestra. El curso de inducción inició en julio de 2017, en lo que Mónica describió que se trató de horas de martirio.

“Mi hija llegó en un taxi, apenas podía caminar, me dijo que la esforzaron demasiado y que una de las que competían le golpeó en la espalda baja cuando ella intentaba descansar… apenas nos dieron un vaso de agua de limón con sal y de comer un huevito duro con frijoles, fue lo que nos contó el día que llegó”, manifestó Aracely Pérez.

Los padres contaron que su hija ya no quiso volver a la escuela, que se puso muy mal de salud, y empezaron los 15 días de mayor angustia. La llevaron con distintos doctores del municipio, quienes dijeron que era fiebre tifo, y posteriormente chikungunya, pero ningún medicamento la aliviaba.

Al ver que su hija no mejoraba, la llevaron al hospital Muñoa, donde le diagnosticaron insuficiencia renal aguda, y quedó en observación un par de días, ya que no podían pagar los costos y decidieron trasladarla al hospital Gómez Maza, donde “tuvo buenas atenciones”, pero todo era demasiado tarde, y Mónica perdió la vida el 6 de agosto de 2017.

Tras la muerte de Mónica, vinieron días de dolor en la familia, y reclamaron a la normal Mactumatzá, pero les dijeron “que no era su culpa y que demandaran lo que quisieran porque no iba a proceder”.

CURSO DE INDUCCIÓN

1 EL CONSEJO estudiantil de la Escuela Normal Rural Mactumatzá lo aplica a los estudiantes de nuevo ingreso

2 TIENE UNA duración de tres semanas en la que los jóvenes son sometidos a intensa actividad física con un mínimo de descanso y alimentos

3 LOS ASPIRANTES electos deben cubrir una guardia de 20 días en la institución, privados de sus teléfonos para evitar que se comuniquen


Chiapas.- La semana pasada se dio a conocer que el joven José Luis, originario del municipio de Venustiano Carranza, perdió la vida tras una novatada promovida por miembros de la Escuela Normal Rural Mactumatzá, pero no es el único caso, en unos días se cumplirá un año del fallecimiento de Mónica Anahí, quien también fue víctima de los llamados cursos de inducción, y sus familiares piden justicia, porque consideran hubo irregularidades. “Mónica tenía la ilusión de ser maestra, presentó su examen de admisión y aprobó, pero la normal Mactumatzá le rechazó su pase; sin embargo, en una segunda visita de miembros de la institución le permitieron ser parte de la escuela, pero con la encomienda de pasar lo que se le conoce como el curso de inducción (novatada)”, dijo en entrevista Aracely Pérez, madre de la chica.

Mónica salió de su hogar con la ilusión de iniciar una nueva etapa en su vida, la de estudiar una carrera profesional con perfil de ser maestra. El curso de inducción inició en julio de 2017, en lo que Mónica describió que se trató de horas de martirio.

“Mi hija llegó en un taxi, apenas podía caminar, me dijo que la esforzaron demasiado y que una de las que competían le golpeó en la espalda baja cuando ella intentaba descansar… apenas nos dieron un vaso de agua de limón con sal y de comer un huevito duro con frijoles, fue lo que nos contó el día que llegó”, manifestó Aracely Pérez.

Los padres contaron que su hija ya no quiso volver a la escuela, que se puso muy mal de salud, y empezaron los 15 días de mayor angustia. La llevaron con distintos doctores del municipio, quienes dijeron que era fiebre tifo, y posteriormente chikungunya, pero ningún medicamento la aliviaba.

Al ver que su hija no mejoraba, la llevaron al hospital Muñoa, donde le diagnosticaron insuficiencia renal aguda, y quedó en observación un par de días, ya que no podían pagar los costos y decidieron trasladarla al hospital Gómez Maza, donde “tuvo buenas atenciones”, pero todo era demasiado tarde, y Mónica perdió la vida el 6 de agosto de 2017.

Tras la muerte de Mónica, vinieron días de dolor en la familia, y reclamaron a la normal Mactumatzá, pero les dijeron “que no era su culpa y que demandaran lo que quisieran porque no iba a proceder”.

CURSO DE INDUCCIÓN

1 EL CONSEJO estudiantil de la Escuela Normal Rural Mactumatzá lo aplica a los estudiantes de nuevo ingreso

2 TIENE UNA duración de tres semanas en la que los jóvenes son sometidos a intensa actividad física con un mínimo de descanso y alimentos

3 LOS ASPIRANTES electos deben cubrir una guardia de 20 días en la institución, privados de sus teléfonos para evitar que se comuniquen


Policiaca

Desarticulan banda de secuestradores en Silao

La investigación se realizó en torno a la denuncia de un secuestro del que había sido víctima un hombre

Local

Guanajuato, líder en salud gratuita

El estado ocupa el primer lugar a nivel nacional en servicios y medicinas

Local

Hasta 5 años de prisión por maltrato animal

Castigo a quienes organicen pelea de perros