/ viernes 28 de agosto de 2020

Cinecrítica

Ofrenda a la tormenta

Amables cinéfilas-os: ahora que el regreso a clases se ha iniciado, desde casa, con el apoyo tanto de la pantalla televisiva para el nivel básico, como de los dispositivos móviles y computadoras para los niveles medio y superior, seguimos privilegiando el disfrute de nuestro séptimo arte desde casa, con la oferta de las plataformas digitales para deleite familiar, y, dicho sea de paso, hagamos pausas de la salud, en este uso tan extendido que hemos hecho de las pantallas de todo tipo.

Pues bien, no hay plazo que no se cumpla y hoy vamos a concluir el análisis de la saga, que, efectivamente, en tratándose de esta oferta, se logró producir y distribuir muy rápido a nivel mundial, ya que, conforme a sus estrenos previstos, considerando solamente la distribución para España, su país de producción, estaba previsto su estreno para el pasado marzo, pero se pudo ver en solo unos meses completa, lo que lo hace muy atractivo, porque son películas llenas de detalles finos que, vista la trilogía en corto plazo, permite la apreciación más fiel de la trama y de sus complejos elementos.

Esta última entrega de la historia de nuestra heroína Amaia Salazar (Marta Etura) es tan vigente hoy en día, porque, aunque la historia se remonta a un pasado donde las prácticas del ocultismo, asociadas al consumo de drogas tan promovido en el momento, eran conocidas, hoy en día padecemos los efectos del consumo que muchos de aquéllos entonces jóvenes hicieron, quienes hoy, toman decisiones en diversas partes del mundo. Sí, esta gerontocracia gobernante mundial tiene relación inmediata con líderes de aquellos movimientos sociales, entonces, estudiantiles.

El conjunto de realizadores nos entrega ahora una trama donde la agente investigadora Amaia Salazar vuelve a su pueblo de origen para resolver los grandes misterios que la rodean, desde el origen de sus pesadillas hasta los oscuros crímenes que aún quedan por resolver en el Baztán, donde las desapariciones y muertes de pequeñas niñas la vinculan con su pasado y necesita darle respuestas a su propio yo y romper con los que vienen por ella.

En esta oportunidad el personaje de Sbaraglia cubra la importancia y fuerza que se anunciaba desde la anterior.

Es un thriller policíaco de notoria eficiencia, sin embargo, le pasa lo que a muchas obras que provienen de la literatura, pues las posibilidades de expresión en una novela escrita son mucho mayores que las que ofrece el recortado tiempo del cine, por lo que seguramente leer la novela ofrecería un descubrimiento más rico de detalles narrativos, porque esta última entrega tiene mucho de introspección de la protagonista y eso siempre resulta complicado de plasmar.

Comentario final: se mantuvo constante en su realización, hay que terminar todo lo que se inicia.

Ofrenda a la tormenta

Amables cinéfilas-os: ahora que el regreso a clases se ha iniciado, desde casa, con el apoyo tanto de la pantalla televisiva para el nivel básico, como de los dispositivos móviles y computadoras para los niveles medio y superior, seguimos privilegiando el disfrute de nuestro séptimo arte desde casa, con la oferta de las plataformas digitales para deleite familiar, y, dicho sea de paso, hagamos pausas de la salud, en este uso tan extendido que hemos hecho de las pantallas de todo tipo.

Pues bien, no hay plazo que no se cumpla y hoy vamos a concluir el análisis de la saga, que, efectivamente, en tratándose de esta oferta, se logró producir y distribuir muy rápido a nivel mundial, ya que, conforme a sus estrenos previstos, considerando solamente la distribución para España, su país de producción, estaba previsto su estreno para el pasado marzo, pero se pudo ver en solo unos meses completa, lo que lo hace muy atractivo, porque son películas llenas de detalles finos que, vista la trilogía en corto plazo, permite la apreciación más fiel de la trama y de sus complejos elementos.

Esta última entrega de la historia de nuestra heroína Amaia Salazar (Marta Etura) es tan vigente hoy en día, porque, aunque la historia se remonta a un pasado donde las prácticas del ocultismo, asociadas al consumo de drogas tan promovido en el momento, eran conocidas, hoy en día padecemos los efectos del consumo que muchos de aquéllos entonces jóvenes hicieron, quienes hoy, toman decisiones en diversas partes del mundo. Sí, esta gerontocracia gobernante mundial tiene relación inmediata con líderes de aquellos movimientos sociales, entonces, estudiantiles.

El conjunto de realizadores nos entrega ahora una trama donde la agente investigadora Amaia Salazar vuelve a su pueblo de origen para resolver los grandes misterios que la rodean, desde el origen de sus pesadillas hasta los oscuros crímenes que aún quedan por resolver en el Baztán, donde las desapariciones y muertes de pequeñas niñas la vinculan con su pasado y necesita darle respuestas a su propio yo y romper con los que vienen por ella.

En esta oportunidad el personaje de Sbaraglia cubra la importancia y fuerza que se anunciaba desde la anterior.

Es un thriller policíaco de notoria eficiencia, sin embargo, le pasa lo que a muchas obras que provienen de la literatura, pues las posibilidades de expresión en una novela escrita son mucho mayores que las que ofrece el recortado tiempo del cine, por lo que seguramente leer la novela ofrecería un descubrimiento más rico de detalles narrativos, porque esta última entrega tiene mucho de introspección de la protagonista y eso siempre resulta complicado de plasmar.

Comentario final: se mantuvo constante en su realización, hay que terminar todo lo que se inicia.

ÚLTIMASCOLUMNAS
martes 23 de julio de 2024

Cinecrítica

Nancy De Santiago

martes 16 de julio de 2024

Cinecrítica

Nancy De Santiago

lunes 08 de julio de 2024

Cinecrítica

Nancy De Santiago

jueves 17 de septiembre de 2020

Cinecrítica

Nancy De Santiago

viernes 28 de agosto de 2020

Cinecrítica

Nancy De Santiago

miércoles 19 de febrero de 2020

Cinecrítica:

Nancy De Santiago