/ domingo 3 de septiembre de 2023

Nuestro Destino: ¿En Manos De Terceros?

Por fin, el mes “patrio”. En el calendario histórico, ha sido de grandes acontecimientos, unos positivos y otros, negativos. Como todo, hay bueno y malo. Para hoy, se había propuesto como un hecho cierto y posible, que se escogiera alguna de las competidoras en el “Frente Vamos (por) México”, es decir, doña Beatriz y doña Xóchitl. Igual, sabríamos si tal grupo político, estaría a la altura de miras, pero, sobre todo, si el PRI, al que cada día se pone más en duda su visión democrática cupular (Alito, para ser justos), no estaba tras bambalinas, con el “dueño de Morena”. En fin.

Y como la historia, en cualquier caso, se escribe después de los hechos, el miércoles pasado (30-08-23), al filo de las tres de la tarde, algunos medios difundieron lo que para varios opinadores ya estaba escrito –aún, antes de que pasara. Tal vez tienen su oráculo-: doña Beatriz, se retiró de la contienda interna. Y como es usual, hay lecturas y reacciones diversas, así como con intención según los intereses de quienes los emiten. Desde luego, la mayoría son meras especulaciones. Ya casi todo se ha ventilado en los medios, a favor o contra de alguna de las aspirantes más notables y posicionadas: Beatriz y Xóchitl, y perdonen la confianza, es sólo con fines prácticos referenciales.

Pero, hoy, hubiera sido la oportunidad cívica, por relativa que hubiera sido la prueba de fuego para ambas damas de la política, cada una, con sus capacidades, con sus errores y defectos –al final, humanas- y debemos tener claro, que no hubo de otra que pasar esta etapa y luego, vendrán las estrategias, la definición de planes y propósitos para buscar la investidura presidencial, que igual está, en el aire. No se escribe todavía ese segmento de la historia política, porque, simple: No es todavía el pasado.

Las especulaciones de buena tinta o de mala leche, ya se escribieron. No necesariamente toman en cuenta al sector ciudadano. Ése está reservado para observar, reflexionar y esencialmente para votar. Todavía, aunque se quiera o se diga lo contrario, falta mucha enjundia ciudadana, mucha participación activa. ¿Acaso, olvidamos al otro “PAN”? No hemos visto a ningún suspirante, dirigirse en directo a los abstencioncitas y vaya, son en números redondos el 60% del padrón, y, a la hora de votar, de la lista nominal. Incluso, allende nuestras fronteras nacionales, nos ven, opinan, incluso, vaticinan, pero sigue siendo, una especulación, por más que pueda ser calculada con datos, cifras, encuestas y toda la gama de allegarse, alguna información, cuyo pecado mayor, es su relatividad y peor, el sesgo de la desinformación.

¿Será por esa tendencia conductual en la política de hoy, que las “encuestas” marcan el camino? No se podrá negar, que ahora, para todo van por delante, cualquiera que sea su método, empírico principalmente, es decir, importa la muestra para alguna especie de comprobación que, no alcanzará de fondo. También, esa misma tendencia del ejercicio político, va la imagen en todas sus gamas –de ahí, el relativo éxito de las mañaneras, o que se le atribuye, sin medición real o de menos eficiente-, igual los mentados “espectaculares” que, en realidad, no son de mayor información, sino sólo de sembrar un rostro, un mensaje sin fondo y, por si fuera poco, muy onerosas. Pero finalmente, imponen la imagen al visor, como única meta.

Mientras, ya las clases escolares comenzaron, con o sin el dilema de los libros de texto oficialistas. Y que, de la misma manera ya usual, se ha sesgado la información real de su contenido y sus alcances. El discurso político, la clara acción intencional de imponer un proyecto personal, pero no necesariamente, de la mayoría simple de los mexicanos, es decir, el 51%, llamada la 4T. Y claro, la Educación es clave para el desarrollo humano. ¿Será verdad que ahora, se le otorga libertad de cátedra al profesor? ¿Qué ahora se toma en cuenta el contexto, el entorno focalizado del alumno y su lugar, su comunidad? En suma, que surgirá en un futuro, por fin, un ciudadano formado democráticamente, tal y como ha sido la teleología constitucional del artículo 3º (¡Mucho antes de inventar la 4T!). Si así fuera, el profesor, tomará su lugar, obtendrá respeto como un guía pedagógico, no sólo un mero operador en automático, en que los estándares han sido monolíticos y ahogan el libre pensamiento, basados en la simple memorización no en el raciocinio. Y la cosa, es que, por donde se vea, es un experimento, que falta ver sus resultados. Y es claro, los libros señalados, siempre han tenido alguna carga ideológica del régimen, en el turno que sea.


LA CONDICIÓN SINE QUA NON: Reivindicar la democracia política y desde luego, la Educación, sin menoscabo de la formación familiar, debe ser la meta, sin embargo, hoy, es más complejo este último tópico, en razón de las condiciones propias y la economía, que son contundentes cuando los padres están ausentes y su tiempo se reduce considerablemente en la convivencia familiar, aunque hay quienes dan una solución cándida, o perversa: “Dar tiempo de calidad, no de cantidad.” Y allí, entra en juego, por ejemplo, los programas televisivos, el internet en particular de riesgo desinformativo, o tendencioso; la violencia, la criminalidad, la inseguridad en todas sus gamas, etcétera. La pregunta: ¿Cualquiera o sólo uno o dos, de los suspirantes –sin importar género- tendrá la altura para entrarle y más para solucionar estos edemas sociales? Por supuesto, hay otros problemas, y todo es importante. Es la hora de la ciudadanía, no hay ningún otro dueño de la situación. YSQ, es un simulador profesional. No le importa la mayoría real, sino que al “comandar” a una minoría, o una “mayoría” muy relativa, pretende estar legitimado. Todo se quiere resolver, con un discurso demagógico. La pregunta: ¿A usted, amable lector(a), alguna vez le tomaron en cuenta, como padre, madre o tutor, para saber y opinar sobre el “cambio” en los libros de texto –nada- gratuitos? Es obvio, que no. Y no es una tarea simplona, pero a la 4T, se le acaba el tiempo y actúa con prisa y comete errores garrafales. Lo mismo pasa con las “encuestas” políticas, son otros, una minoría, la que deciden por los demás y, tal situación es una democracia demasiado relativa. Es lo que hay. Cuídense mucho.


Por fin, el mes “patrio”. En el calendario histórico, ha sido de grandes acontecimientos, unos positivos y otros, negativos. Como todo, hay bueno y malo. Para hoy, se había propuesto como un hecho cierto y posible, que se escogiera alguna de las competidoras en el “Frente Vamos (por) México”, es decir, doña Beatriz y doña Xóchitl. Igual, sabríamos si tal grupo político, estaría a la altura de miras, pero, sobre todo, si el PRI, al que cada día se pone más en duda su visión democrática cupular (Alito, para ser justos), no estaba tras bambalinas, con el “dueño de Morena”. En fin.

Y como la historia, en cualquier caso, se escribe después de los hechos, el miércoles pasado (30-08-23), al filo de las tres de la tarde, algunos medios difundieron lo que para varios opinadores ya estaba escrito –aún, antes de que pasara. Tal vez tienen su oráculo-: doña Beatriz, se retiró de la contienda interna. Y como es usual, hay lecturas y reacciones diversas, así como con intención según los intereses de quienes los emiten. Desde luego, la mayoría son meras especulaciones. Ya casi todo se ha ventilado en los medios, a favor o contra de alguna de las aspirantes más notables y posicionadas: Beatriz y Xóchitl, y perdonen la confianza, es sólo con fines prácticos referenciales.

Pero, hoy, hubiera sido la oportunidad cívica, por relativa que hubiera sido la prueba de fuego para ambas damas de la política, cada una, con sus capacidades, con sus errores y defectos –al final, humanas- y debemos tener claro, que no hubo de otra que pasar esta etapa y luego, vendrán las estrategias, la definición de planes y propósitos para buscar la investidura presidencial, que igual está, en el aire. No se escribe todavía ese segmento de la historia política, porque, simple: No es todavía el pasado.

Las especulaciones de buena tinta o de mala leche, ya se escribieron. No necesariamente toman en cuenta al sector ciudadano. Ése está reservado para observar, reflexionar y esencialmente para votar. Todavía, aunque se quiera o se diga lo contrario, falta mucha enjundia ciudadana, mucha participación activa. ¿Acaso, olvidamos al otro “PAN”? No hemos visto a ningún suspirante, dirigirse en directo a los abstencioncitas y vaya, son en números redondos el 60% del padrón, y, a la hora de votar, de la lista nominal. Incluso, allende nuestras fronteras nacionales, nos ven, opinan, incluso, vaticinan, pero sigue siendo, una especulación, por más que pueda ser calculada con datos, cifras, encuestas y toda la gama de allegarse, alguna información, cuyo pecado mayor, es su relatividad y peor, el sesgo de la desinformación.

¿Será por esa tendencia conductual en la política de hoy, que las “encuestas” marcan el camino? No se podrá negar, que ahora, para todo van por delante, cualquiera que sea su método, empírico principalmente, es decir, importa la muestra para alguna especie de comprobación que, no alcanzará de fondo. También, esa misma tendencia del ejercicio político, va la imagen en todas sus gamas –de ahí, el relativo éxito de las mañaneras, o que se le atribuye, sin medición real o de menos eficiente-, igual los mentados “espectaculares” que, en realidad, no son de mayor información, sino sólo de sembrar un rostro, un mensaje sin fondo y, por si fuera poco, muy onerosas. Pero finalmente, imponen la imagen al visor, como única meta.

Mientras, ya las clases escolares comenzaron, con o sin el dilema de los libros de texto oficialistas. Y que, de la misma manera ya usual, se ha sesgado la información real de su contenido y sus alcances. El discurso político, la clara acción intencional de imponer un proyecto personal, pero no necesariamente, de la mayoría simple de los mexicanos, es decir, el 51%, llamada la 4T. Y claro, la Educación es clave para el desarrollo humano. ¿Será verdad que ahora, se le otorga libertad de cátedra al profesor? ¿Qué ahora se toma en cuenta el contexto, el entorno focalizado del alumno y su lugar, su comunidad? En suma, que surgirá en un futuro, por fin, un ciudadano formado democráticamente, tal y como ha sido la teleología constitucional del artículo 3º (¡Mucho antes de inventar la 4T!). Si así fuera, el profesor, tomará su lugar, obtendrá respeto como un guía pedagógico, no sólo un mero operador en automático, en que los estándares han sido monolíticos y ahogan el libre pensamiento, basados en la simple memorización no en el raciocinio. Y la cosa, es que, por donde se vea, es un experimento, que falta ver sus resultados. Y es claro, los libros señalados, siempre han tenido alguna carga ideológica del régimen, en el turno que sea.


LA CONDICIÓN SINE QUA NON: Reivindicar la democracia política y desde luego, la Educación, sin menoscabo de la formación familiar, debe ser la meta, sin embargo, hoy, es más complejo este último tópico, en razón de las condiciones propias y la economía, que son contundentes cuando los padres están ausentes y su tiempo se reduce considerablemente en la convivencia familiar, aunque hay quienes dan una solución cándida, o perversa: “Dar tiempo de calidad, no de cantidad.” Y allí, entra en juego, por ejemplo, los programas televisivos, el internet en particular de riesgo desinformativo, o tendencioso; la violencia, la criminalidad, la inseguridad en todas sus gamas, etcétera. La pregunta: ¿Cualquiera o sólo uno o dos, de los suspirantes –sin importar género- tendrá la altura para entrarle y más para solucionar estos edemas sociales? Por supuesto, hay otros problemas, y todo es importante. Es la hora de la ciudadanía, no hay ningún otro dueño de la situación. YSQ, es un simulador profesional. No le importa la mayoría real, sino que al “comandar” a una minoría, o una “mayoría” muy relativa, pretende estar legitimado. Todo se quiere resolver, con un discurso demagógico. La pregunta: ¿A usted, amable lector(a), alguna vez le tomaron en cuenta, como padre, madre o tutor, para saber y opinar sobre el “cambio” en los libros de texto –nada- gratuitos? Es obvio, que no. Y no es una tarea simplona, pero a la 4T, se le acaba el tiempo y actúa con prisa y comete errores garrafales. Lo mismo pasa con las “encuestas” políticas, son otros, una minoría, la que deciden por los demás y, tal situación es una democracia demasiado relativa. Es lo que hay. Cuídense mucho.


ÚLTIMASCOLUMNAS
domingo 07 de julio de 2024

SINE QUA NON

Saúl García Cornejo

domingo 23 de junio de 2024

SINE QUA NON

Saúl García Cornejo

domingo 16 de junio de 2024

SINE QUA NON

Saúl García Cornejo

domingo 09 de junio de 2024

SINE QUA NON

Saúl García Cornejo

domingo 19 de mayo de 2024

SINE QUA NON

Saúl García Cornejo

domingo 12 de mayo de 2024

SINE QUA NON

Saúl García Cornejo

domingo 12 de mayo de 2024

SINE QUA NON

Saúl García Cornejo

domingo 05 de mayo de 2024

SINE QUA NON

Saúl García Cornejo

domingo 28 de abril de 2024

SINE QUA NON

Saúl García Cornejo

domingo 14 de abril de 2024

SINE QUA NON

Saúl García Cornejo

Cargar Más