/ miércoles 6 de marzo de 2024

Tú, Cómo Amas

¿Alguna vez te has preguntado qué es el amor? ¿Cuantas veces te has enamorado? Una, tres, diez, te has cuestionado si es amor o simplemente enamoramiento, porque como nos enamoramos una y otra vez, desconocemos el amor verdadero porque lo buscamos través de otras personas u objetos, pero amar, amar, lo que se dice amar es un lujo y el amor incondicional inicia en nuestra persona, es ese amor que sale del alma y que pocos sabemos reconocerlo y muchos desconocen cómo ejercerlo en primera persona para transmitirlo a quien deben, porque el amor, ese que es verdadero amor del alma es de y para pocos, no se puede decir que por ser padre o madre tengas un amor incondicional por los hijos, ya que ese pingo que existe en cada uno de nosotros llamado ego, sale, brinca y hace travesuras que no nos permiten distinguir entre lo esencial y verdadero y lo que pertenece a otra realidad, a veces creemos que mimando, escuchando y haciendo todo por los hijos o padres les estamos entregando amor verdadero olvidando que si yo vivo por y para ti, puedo asfixiarte y peor aún, puedo asfixiarme, por eso, ¿tal vez se pregunten? Entonces, ¿de qué hablas? Pues es fácil de decir, pero difícil de ejercer y aún más de entender, uno no ama con el corazón, uno no ama desde las vísceras y mucho menos desde el ego, uno debe aprender a amarse desde el alma a través de la aceptación, de la gratitud, del agradecimiento, de la compasión, de la empatía, del ¡yo soy yo! y no soy, porque tú eres, del me amo y te amo porque no te necesito, porque contigo y sin ti soy feliz, te amo porque disfruto de ti, de tu compañía, de tus tonterías, de tus aciertos y desaciertos, te amo aunque en ocasiones no sepa cómo hablarte, te amo aunque a veces esté en desacuerdo contigo, te amo por el simple hecho que tú eres tú y yo soy yo, no importa si ese amor es de padres a hijos, de pareja a pareja aunque sea dispareja, de amigos o de colaboradores, porque en el momento en que yo me amo a mi mismo con amor incondicional comprendo que no somos iguales pero que a través de ese amor incondicional en primera persona viviré con dignidad y tolerancia ejerciendo prudencia y quitando lo negativo en y de mí para aprender a ver lo positivo en tí, para manifestar que el universo ejerce su poder para que yo, pueda dar lo mejor de mí, para que ese amor que resuena en mí, resuene en tí para que tú y yo seamos felices y exitosos, por eso es que contigo o sin ti existo, tu compañía permite en mí la reafirmación del amor y por eso disfruto estar contigo sin la necesidad de estar contigo, deseo compartirte y que me compartas más no debo atarte como cadena pensando que si tú no estás, muero, porque de ser así, moriremos los dos ahogados en el temor, en el miedo de perderte, de no verte, de tu ausencia, cuando amo en primera persona, en tu ausencia tengo tu presencia, porque no es necesario que te encuentres aquí ya que siempre estás conmigo en mi alma, en mi esencia, por eso hoy, querido lector ámate a ti mismo, desata cadenas, búscate y busca tu felicidad a través del amor incondicional que te tienes y si lo logras, escríbeme en angeldesofia@yahoo.com.mx agradeciéndote tú lectura y tu amor

¿Alguna vez te has preguntado qué es el amor? ¿Cuantas veces te has enamorado? Una, tres, diez, te has cuestionado si es amor o simplemente enamoramiento, porque como nos enamoramos una y otra vez, desconocemos el amor verdadero porque lo buscamos través de otras personas u objetos, pero amar, amar, lo que se dice amar es un lujo y el amor incondicional inicia en nuestra persona, es ese amor que sale del alma y que pocos sabemos reconocerlo y muchos desconocen cómo ejercerlo en primera persona para transmitirlo a quien deben, porque el amor, ese que es verdadero amor del alma es de y para pocos, no se puede decir que por ser padre o madre tengas un amor incondicional por los hijos, ya que ese pingo que existe en cada uno de nosotros llamado ego, sale, brinca y hace travesuras que no nos permiten distinguir entre lo esencial y verdadero y lo que pertenece a otra realidad, a veces creemos que mimando, escuchando y haciendo todo por los hijos o padres les estamos entregando amor verdadero olvidando que si yo vivo por y para ti, puedo asfixiarte y peor aún, puedo asfixiarme, por eso, ¿tal vez se pregunten? Entonces, ¿de qué hablas? Pues es fácil de decir, pero difícil de ejercer y aún más de entender, uno no ama con el corazón, uno no ama desde las vísceras y mucho menos desde el ego, uno debe aprender a amarse desde el alma a través de la aceptación, de la gratitud, del agradecimiento, de la compasión, de la empatía, del ¡yo soy yo! y no soy, porque tú eres, del me amo y te amo porque no te necesito, porque contigo y sin ti soy feliz, te amo porque disfruto de ti, de tu compañía, de tus tonterías, de tus aciertos y desaciertos, te amo aunque en ocasiones no sepa cómo hablarte, te amo aunque a veces esté en desacuerdo contigo, te amo por el simple hecho que tú eres tú y yo soy yo, no importa si ese amor es de padres a hijos, de pareja a pareja aunque sea dispareja, de amigos o de colaboradores, porque en el momento en que yo me amo a mi mismo con amor incondicional comprendo que no somos iguales pero que a través de ese amor incondicional en primera persona viviré con dignidad y tolerancia ejerciendo prudencia y quitando lo negativo en y de mí para aprender a ver lo positivo en tí, para manifestar que el universo ejerce su poder para que yo, pueda dar lo mejor de mí, para que ese amor que resuena en mí, resuene en tí para que tú y yo seamos felices y exitosos, por eso es que contigo o sin ti existo, tu compañía permite en mí la reafirmación del amor y por eso disfruto estar contigo sin la necesidad de estar contigo, deseo compartirte y que me compartas más no debo atarte como cadena pensando que si tú no estás, muero, porque de ser así, moriremos los dos ahogados en el temor, en el miedo de perderte, de no verte, de tu ausencia, cuando amo en primera persona, en tu ausencia tengo tu presencia, porque no es necesario que te encuentres aquí ya que siempre estás conmigo en mi alma, en mi esencia, por eso hoy, querido lector ámate a ti mismo, desata cadenas, búscate y busca tu felicidad a través del amor incondicional que te tienes y si lo logras, escríbeme en angeldesofia@yahoo.com.mx agradeciéndote tú lectura y tu amor

ÚLTIMASCOLUMNAS
jueves 16 de mayo de 2024

Por tu Madre

Tere Derbez

miércoles 17 de abril de 2024

Cuando el río Suena

Tere Derbez

miércoles 20 de marzo de 2024

Y Cuando Despertamos…

Tere Derbez

miércoles 13 de marzo de 2024

El Reto de Ser Mujer

Tere Derbez

miércoles 06 de marzo de 2024

Tú, Cómo Amas

Tere Derbez

Cargar Más