/ jueves 25 de enero de 2024

Vive y Elige

Vivimos uno de los momentos de cambio más importantes de toda la historia en nuestro país y en todo el planeta, nuestra frecuencia va en aumento en cuanto a violencia y los viejos paradigmas se están derrumbando. Sólo nosotros, cada uno como personas y ciudadanos, tenemos la increíble oportunidad de construir el futuro que elijamos.

Sólo nosotros somos responsables de las consecuencias de nuestras elecciones, hay cosas que se graban en la piedra y otras, como dice la canción muy nuestra, en la penca del nopal, ya que cada vez que abrimos un noticiero nos sentimos desconsolados, asustados y hasta amedrentados de salir a la calle; para algunos estas noticias se han vuelto rutina de tanto escuchar la desazón de la sinrazón y, sin embargo, todo afecta sin percibirlo, afecta el que un pájaro nos despierte con su bello trino dándonos salud mental, afecta ver que siguen encontrando fosas y situaciones de desastre y personas desaparecidas y feminicidios y el cuento del nunca jamás y el de nunca acabar, lo increíble es, que somos nosotros quienes creamos nuestra propia realidad por el poder del libre albedrío, el poder de la libre elección, lo que pensamos, hablamos, imaginamos o visualizamos lo manifestamos; por eso hoy, ahora mismo, tenemos una oportunidad extraordinaria de construir un futuro verdaderamente dorado para nosotros, nuestros hijos, nietos y nuestro planeta.

Es indispensable enfocarnos en lo que sí deseamos para dejar de prestar atención y dar energía a lo que no queremos para nuestro espacio, zona, ciudad, país y mundo.

Sabemos y creemos que hay una fuerza universal que es parte de nuestra historia, por eso sabemos que si elegimos con prudencia y responsabilidad a nuestros gobernantes podremos tener una patria cada vez más justa y solidaria para compartir el grito de “México siempre fiel” a sus ciudadanos, para que se vean como hermanos sin que existan diferencias ni catálogos entre ellos, pues todos somos hermanos y todos acabaremos enterrados en el mismo país el día que debamos abandonar este cuerpo.

Es obligación vivir felices y en paz pues ni tú, ni yo, sabemos el día de partida como tampoco supimos el día de llegada y en ese Inter parafraseando a Antonio Machado podemos decir que nada se pierde, y acaso dices verdad, pero todos lo perdemos, y todo nos perderá porque tu ojo y mi ojo, casi nunca ven la misma realidad y hay quien por una moneda pierde o vende su realidad sin darse cuenta que mañana ya no la tendrá, sin saber que somos círculos que se van entrelazando y quien tire de la punta puede enredarnos en verdades no verdaderas sin percibir que todo y todos estamos conectados con una sola verdad, verdad que abarca la espiritualidad de cada persona y también su sistema de vida y economía, por lo que, cuando comprendemos que todos vamos al mismo lugar, que el universo tuyo y mío sólo estará bien mientras tú y yo nos ocupemos de él, entonces entenderemos que con unidad se atrae lo que se quiere y con división se alejan posibilidades de llegar al mismo punto llamado México siempre fiel a sus tradiciones, a sus costumbres, a su comida, a su fraternidad y hermandad, a la solidaridad entre hermanos y a vivir con justicia, paz y abundancia, pues México es un país sólido, es un país lleno de luz y amor, es un país donde se solía y se puede volver a vivir bien, pues como México, mi México, no hay dos, por eso hoy danza mi corazón y mi espíritu en un sueño que me rodea completamente y me lleva al umbral de mi infancia y juventud, en ese México donde se besaba el alma sin divisiones ni enojos, donde el silencio se opacaba por la alegría de todos, donde la esperanza de vida era compañía diaria, donde la gente abandonaba el pedestal del orgullo para convivir con el amigo y vecino, donde nuestro entorno se nutría de visiones hermosas, ese es mi México el que quiere crecer en ti, unirse cada día más a ti en vez de disgustarse, pues aunque ama tu pobreza desea que no lo seas más, que no vivas de dádivas y aprendas a pescar, que tengas apoyos que te hagan crecer y le hagan crecer grande en ti, por eso hoy, este año, busca elecciones correctas, en lo personal y lo nacional, busca ser para tener y crecer, busca ser México para que México seas tú y mientras tanto prepárate para elegir y salir a votar que aún hay tiempo para analizar, mientras yo agradezco tu lectura y espero tus comentarios en angeldesofia@yahoo.com.mx

Vivimos uno de los momentos de cambio más importantes de toda la historia en nuestro país y en todo el planeta, nuestra frecuencia va en aumento en cuanto a violencia y los viejos paradigmas se están derrumbando. Sólo nosotros, cada uno como personas y ciudadanos, tenemos la increíble oportunidad de construir el futuro que elijamos.

Sólo nosotros somos responsables de las consecuencias de nuestras elecciones, hay cosas que se graban en la piedra y otras, como dice la canción muy nuestra, en la penca del nopal, ya que cada vez que abrimos un noticiero nos sentimos desconsolados, asustados y hasta amedrentados de salir a la calle; para algunos estas noticias se han vuelto rutina de tanto escuchar la desazón de la sinrazón y, sin embargo, todo afecta sin percibirlo, afecta el que un pájaro nos despierte con su bello trino dándonos salud mental, afecta ver que siguen encontrando fosas y situaciones de desastre y personas desaparecidas y feminicidios y el cuento del nunca jamás y el de nunca acabar, lo increíble es, que somos nosotros quienes creamos nuestra propia realidad por el poder del libre albedrío, el poder de la libre elección, lo que pensamos, hablamos, imaginamos o visualizamos lo manifestamos; por eso hoy, ahora mismo, tenemos una oportunidad extraordinaria de construir un futuro verdaderamente dorado para nosotros, nuestros hijos, nietos y nuestro planeta.

Es indispensable enfocarnos en lo que sí deseamos para dejar de prestar atención y dar energía a lo que no queremos para nuestro espacio, zona, ciudad, país y mundo.

Sabemos y creemos que hay una fuerza universal que es parte de nuestra historia, por eso sabemos que si elegimos con prudencia y responsabilidad a nuestros gobernantes podremos tener una patria cada vez más justa y solidaria para compartir el grito de “México siempre fiel” a sus ciudadanos, para que se vean como hermanos sin que existan diferencias ni catálogos entre ellos, pues todos somos hermanos y todos acabaremos enterrados en el mismo país el día que debamos abandonar este cuerpo.

Es obligación vivir felices y en paz pues ni tú, ni yo, sabemos el día de partida como tampoco supimos el día de llegada y en ese Inter parafraseando a Antonio Machado podemos decir que nada se pierde, y acaso dices verdad, pero todos lo perdemos, y todo nos perderá porque tu ojo y mi ojo, casi nunca ven la misma realidad y hay quien por una moneda pierde o vende su realidad sin darse cuenta que mañana ya no la tendrá, sin saber que somos círculos que se van entrelazando y quien tire de la punta puede enredarnos en verdades no verdaderas sin percibir que todo y todos estamos conectados con una sola verdad, verdad que abarca la espiritualidad de cada persona y también su sistema de vida y economía, por lo que, cuando comprendemos que todos vamos al mismo lugar, que el universo tuyo y mío sólo estará bien mientras tú y yo nos ocupemos de él, entonces entenderemos que con unidad se atrae lo que se quiere y con división se alejan posibilidades de llegar al mismo punto llamado México siempre fiel a sus tradiciones, a sus costumbres, a su comida, a su fraternidad y hermandad, a la solidaridad entre hermanos y a vivir con justicia, paz y abundancia, pues México es un país sólido, es un país lleno de luz y amor, es un país donde se solía y se puede volver a vivir bien, pues como México, mi México, no hay dos, por eso hoy danza mi corazón y mi espíritu en un sueño que me rodea completamente y me lleva al umbral de mi infancia y juventud, en ese México donde se besaba el alma sin divisiones ni enojos, donde el silencio se opacaba por la alegría de todos, donde la esperanza de vida era compañía diaria, donde la gente abandonaba el pedestal del orgullo para convivir con el amigo y vecino, donde nuestro entorno se nutría de visiones hermosas, ese es mi México el que quiere crecer en ti, unirse cada día más a ti en vez de disgustarse, pues aunque ama tu pobreza desea que no lo seas más, que no vivas de dádivas y aprendas a pescar, que tengas apoyos que te hagan crecer y le hagan crecer grande en ti, por eso hoy, este año, busca elecciones correctas, en lo personal y lo nacional, busca ser para tener y crecer, busca ser México para que México seas tú y mientras tanto prepárate para elegir y salir a votar que aún hay tiempo para analizar, mientras yo agradezco tu lectura y espero tus comentarios en angeldesofia@yahoo.com.mx

ÚLTIMASCOLUMNAS
jueves 16 de mayo de 2024

Por tu Madre

Tere Derbez

miércoles 17 de abril de 2024

Cuando el río Suena

Tere Derbez

miércoles 20 de marzo de 2024

Y Cuando Despertamos…

Tere Derbez

miércoles 13 de marzo de 2024

El Reto de Ser Mujer

Tere Derbez

miércoles 06 de marzo de 2024

Tú, Cómo Amas

Tere Derbez

Cargar Más