/ miércoles 21 de febrero de 2024

¿Y tú……Qué Esperas?

Como decía Don Hermenegildo Torres, creador del PUP (Partido Único de Pendejos), “La palabra pendejo es maravillosa: a todos nos queda a la medida. Ser pendejo no es cuestión de nacionalidad, posición económica, género ni creencias... todos hemos sido o seremos pendejos, sólo es cuestión de tiempo, lugar y circunstancia”.

Sin duda, en el mundo actual que vivimos, la mayoría llevamos, como la penca del nopal, grabada una P, esa que nos engalana, esa que de repente y sin darnos cuenta asoma en nuestra frente ya que pecamos de ingenuos al creer que con la crema maravillosa que nos venden se nos quitarán sesenta, setenta y más años de vida reflejados en el rostro, ¡qué bello es vivir de ilusiones! y ponernos esa P como escudo, si eres holgazana como yo y prefieres tomar las pastillas mágicas que te darán la felicidad al adelgazar instantáneamente a pesar que sigues “tragando” como troglodita sin hacer ejercicio, no te quejes de las consecuencias porque sólo siendo Pen… sin cerebro puedes tragarte el cuento de los milagros rápidos, características necesarias: ser flojo, pendejo, gordo, o adulto mayor y soñar con la eterna juventud.

Otro tipo de pendejos son los que creen que el alcohol y las drogas les darán la panacea de la felicidad eterna y el escape a los males que por años ha sufrido su cerebro ante el rechazo de los demás, las ofensas o desdeño de padres y personas que durante un largo período de su existencia han vertido sobre ellos, ahora que hay pendejos que piensan que si la mona se pone algo de marca o de alguien como la Taylor Swift, Barbie o la Kardashian podrá convertirse en su igual; cuando pecamos de incrédulos o desesperados caemos como inocentes palomitas, aunque no sea 28 de diciembre, ante vivales que venden sanaciones maravillosas a distancia con milagrosas curas a través de vibraciones enviadas a kilómetros o millas de distancia, se vale estar desesperado ante una enfermedad, pero no caer en la tontejez de creer en los absurdos.

Si de religión hablamos, en mi época la venta de estampitas se daba así como las promesas de viernes pero actualmente han salido tantas “religiones” que ya no sabes ni a cuál ir, religiones con ofertas para la salvación y el cielo que no se dan gratuitas, predicadores talentosos que acaparan los medios sociales, presenciales o vía televisión con discursos impactantes que con absoluta manipulación de los pendejos espirituales venden al Señor como medio de salvación personal que los convierten en magnates religiosos cuando Dios sólo nos pide creer en nosotros y en Él.

En política hay pendejos que no sólo creen en estampitas y palabrería, ya ven, los American boys and girls que votaron y votarán nuevamente por el pelirrojo son en general pendejos resentidos, con miedo a caer en otra crisis inflacionaria o perder el empleo, y en nuestro país no cantamos mal las rancheras al caer en el juego del manipuleo a pesar de la violencia, los agravios y el resentimiento forman grupo de ingenuos que piensan que podrán seguir viviendo gratis por toda su vida sin trabajar y recibiendo dinero, personas resentidas, envidiosas del éxito de otros y muy pero muy pendejos, pues si estamos mal siempre podremos estar peor con más de lo mismo.

Las consecuencias de ser pendejo es que en general se rodean de otros iguales o más pendejos creyendo en las promesas basadas en la nada, promesas como las que algunos padres convencían a sus hijos de sacarse diez en las boletas prometiéndoles viajes a Reino Aventura o Disneylandia o… y jamás se realizaron, por lo que algunos de esos niños forman parte actualmente del grupo de pendejos resentidos por la promesa nunca cumplida, aunque la intención de hacerla fuese buena.

Convencida que la venta de ilusiones es un gran negocio creado por quienes no tienen un pelo de tontos, debería, en las universidades, crearse una materia en la que se analice este comportamiento ingenuo que raya en pendejo a ver si lo erradicamos, aunque pendeja soy al creer que el acceso a la universidad en mi país se da para todos, por eso la manipulación de los medios de comunicación especialmente los llamados sociales, se plagan de verdades a medias, manipulándonos y vendiéndonos lo que poca falta nos hace. No quiero tapar el sol con un dedo, pero a veces, está clara la información velada para manipular y como estamos en la semana del amor y la amistad sigamos siendo increíblemente ingenuos para creer que el amor es para siempre y sólo es real si hay una segunda persona sin comprender, por pendejos, que el amor inicia y termina en nosotros mismos, que el amor nace en ti y es parte de ti, ¡despierta!, cree en ti, ámate y ama tu patria, analiza acorde a tu verdad lo que te y nos conviene, sobre todo busca construir un México mejor sin violencia ni divisiones construyendo el futuro, mientras a mí se me quita lo atarantada y en ocasiones pensante con P de pendeja, espero tus opiniones en angeldesofia@yahoo.com.mx

Como decía Don Hermenegildo Torres, creador del PUP (Partido Único de Pendejos), “La palabra pendejo es maravillosa: a todos nos queda a la medida. Ser pendejo no es cuestión de nacionalidad, posición económica, género ni creencias... todos hemos sido o seremos pendejos, sólo es cuestión de tiempo, lugar y circunstancia”.

Sin duda, en el mundo actual que vivimos, la mayoría llevamos, como la penca del nopal, grabada una P, esa que nos engalana, esa que de repente y sin darnos cuenta asoma en nuestra frente ya que pecamos de ingenuos al creer que con la crema maravillosa que nos venden se nos quitarán sesenta, setenta y más años de vida reflejados en el rostro, ¡qué bello es vivir de ilusiones! y ponernos esa P como escudo, si eres holgazana como yo y prefieres tomar las pastillas mágicas que te darán la felicidad al adelgazar instantáneamente a pesar que sigues “tragando” como troglodita sin hacer ejercicio, no te quejes de las consecuencias porque sólo siendo Pen… sin cerebro puedes tragarte el cuento de los milagros rápidos, características necesarias: ser flojo, pendejo, gordo, o adulto mayor y soñar con la eterna juventud.

Otro tipo de pendejos son los que creen que el alcohol y las drogas les darán la panacea de la felicidad eterna y el escape a los males que por años ha sufrido su cerebro ante el rechazo de los demás, las ofensas o desdeño de padres y personas que durante un largo período de su existencia han vertido sobre ellos, ahora que hay pendejos que piensan que si la mona se pone algo de marca o de alguien como la Taylor Swift, Barbie o la Kardashian podrá convertirse en su igual; cuando pecamos de incrédulos o desesperados caemos como inocentes palomitas, aunque no sea 28 de diciembre, ante vivales que venden sanaciones maravillosas a distancia con milagrosas curas a través de vibraciones enviadas a kilómetros o millas de distancia, se vale estar desesperado ante una enfermedad, pero no caer en la tontejez de creer en los absurdos.

Si de religión hablamos, en mi época la venta de estampitas se daba así como las promesas de viernes pero actualmente han salido tantas “religiones” que ya no sabes ni a cuál ir, religiones con ofertas para la salvación y el cielo que no se dan gratuitas, predicadores talentosos que acaparan los medios sociales, presenciales o vía televisión con discursos impactantes que con absoluta manipulación de los pendejos espirituales venden al Señor como medio de salvación personal que los convierten en magnates religiosos cuando Dios sólo nos pide creer en nosotros y en Él.

En política hay pendejos que no sólo creen en estampitas y palabrería, ya ven, los American boys and girls que votaron y votarán nuevamente por el pelirrojo son en general pendejos resentidos, con miedo a caer en otra crisis inflacionaria o perder el empleo, y en nuestro país no cantamos mal las rancheras al caer en el juego del manipuleo a pesar de la violencia, los agravios y el resentimiento forman grupo de ingenuos que piensan que podrán seguir viviendo gratis por toda su vida sin trabajar y recibiendo dinero, personas resentidas, envidiosas del éxito de otros y muy pero muy pendejos, pues si estamos mal siempre podremos estar peor con más de lo mismo.

Las consecuencias de ser pendejo es que en general se rodean de otros iguales o más pendejos creyendo en las promesas basadas en la nada, promesas como las que algunos padres convencían a sus hijos de sacarse diez en las boletas prometiéndoles viajes a Reino Aventura o Disneylandia o… y jamás se realizaron, por lo que algunos de esos niños forman parte actualmente del grupo de pendejos resentidos por la promesa nunca cumplida, aunque la intención de hacerla fuese buena.

Convencida que la venta de ilusiones es un gran negocio creado por quienes no tienen un pelo de tontos, debería, en las universidades, crearse una materia en la que se analice este comportamiento ingenuo que raya en pendejo a ver si lo erradicamos, aunque pendeja soy al creer que el acceso a la universidad en mi país se da para todos, por eso la manipulación de los medios de comunicación especialmente los llamados sociales, se plagan de verdades a medias, manipulándonos y vendiéndonos lo que poca falta nos hace. No quiero tapar el sol con un dedo, pero a veces, está clara la información velada para manipular y como estamos en la semana del amor y la amistad sigamos siendo increíblemente ingenuos para creer que el amor es para siempre y sólo es real si hay una segunda persona sin comprender, por pendejos, que el amor inicia y termina en nosotros mismos, que el amor nace en ti y es parte de ti, ¡despierta!, cree en ti, ámate y ama tu patria, analiza acorde a tu verdad lo que te y nos conviene, sobre todo busca construir un México mejor sin violencia ni divisiones construyendo el futuro, mientras a mí se me quita lo atarantada y en ocasiones pensante con P de pendeja, espero tus opiniones en angeldesofia@yahoo.com.mx

ÚLTIMASCOLUMNAS
miércoles 20 de marzo de 2024

Y Cuando Despertamos…

Tere Derbez

miércoles 13 de marzo de 2024

El Reto de Ser Mujer

Tere Derbez

miércoles 06 de marzo de 2024

Tú, Cómo Amas

Tere Derbez

miércoles 28 de febrero de 2024

Quién no

Tere Derbez

miércoles 21 de febrero de 2024

¿Y tú……Qué Esperas?

Tere Derbez

miércoles 14 de febrero de 2024

En qué Mundo Estamos

Tere Derbez

miércoles 31 de enero de 2024

No te Rindas

Tere Derbez

jueves 25 de enero de 2024

Vive y Elige

Tere Derbez

Cargar Más