/ domingo 30 de octubre de 2022

Dedica Caifanes concierto en Cervantino a desaparecidos

La banda originaria de la Ciudad de México ofreció un set especial para clausurar la llamada Fiesta del Espíritu


GUANAJUATO, Gto.- La frase que los viejos discos de acetato tenían impresa quedó de patente en el concierto que Caifanes ofreció en la Alhóndiga de Granaditas y con el que fue clausurada la edición número 50 del Festival Internacional Cervantino: el rock es cultura.

Pero Caifanes también demostró con su presentación en Guanajuato que el rock es un medio de protesta y que sirva para exhibir lo que está mal, lo que no sirve, lo que debe cambiar, lo que no se debe tolerar.

La frase que los viejos discos de acetato tenían impresa quedó de patente en el concierto que Caifanes ofreció en la Alhóndiga de Granaditas y con el que fue clausurada la edición número 50 del Festival Internacional Cervantino: el rock es cultura. / Fotos: Marco Bedolla | José Luis Cervantes | Miguel Ángel Martínez | Crescencio Torres | Dylan René | El Sol de Irapuato.

Durante su presentación en la Alhóndiga de Granaditas, Saúl Hernández recordó que hace 20 años, cuando empezaron a girar por varias partes del país, el tema de las desapariciones de mujeres era un tema que alarmaba, pero que ahora se ha convertido en uno de los principales flagelos del país.


Caifanes también demostró con su presentación en Guanajuato que el rock es un medio de protesta y que sirva para exhibir lo que está mal.


“Esto no es un país, es una fosa común con un himno nacional”, dijo Saúl Hernández, tras explicar que escuchó esa frase y que quiso traer a colación para la noche.

“Necesitamos más hombres y menos machos”, dijo, al tiempo que ofreció perdón a todas las mujeres que han sido víctimas de violencia por parte de los hombres y que en algunos casos han terminado en casos de feminicidio, muchos de ellos impunes.

Y fue entonces que Caifanes hizo una pausa en su set para proyectar en las pantallas el video de “Canción sin miedo”, de Vivir Quintana, que justamente habla sobre la situación de violencia que viven las mujeres mexicanas.

“A cada minuto, de cada semana, nos roban amigas, nos matan hermanas, destrozan sus cuerpos, los desaparecen, no olvide sus nombres, por favor, señor presidente”, sonó en la Alhóndiga de Granaditas.



Caifanes también dedicó su concierto a la niñez mexicana. Saúl Hernández dijo que se necesita construir entornos distintos para que las niñas y niños puedan crecer libres de violencia, la cual prácticamente está en todo el país.

“Ojalá que todo lo que está pasando en este momento sea un proceso de purificación, para que sanen, pero para que nadie les haga daño (a las niñas y niños)”.



Repertorio especial para el Cervantino

Para su presentación en el Festival Internacional Cervantino, Caifanes preparó un set de canciones especial para la ocasión, en donde el quinteto originario de la Ciudad de México y que ahora está conformado por Saúl Hernández, Alfonso André, Diego Herrera, Marc Rentería y Rodrigo Baills, interpretó canciones que pocas veces tocan en sus conciertos.

El set inició con “El Negro Cósmico” y en ella se vio a un Saúl Hernández como pocas veces se muestra, pues incluso bailó, interactuó con las personas, muchas de ellas que llegaron desde la madrugada para alcanzar el mejor lugar en la Alhóndiga.

“Sólo eres tú” siguió en el set de la noche y “Miedo” fue la primera canción coreada al unísono por las cinco mil gargantas que había en la Alhóndiga de Granaditas.

“Nubes” siguió en el repertorio y una vez terminada ésta, Saúl Hernández tomó un par de minutos para agradecer a los asistentes, a quienes les agradeció por el apoyo a lo largo de su trayectoria, pero también por apoyar a la cultura de la Ciudad de México. Acto seguido, leyó un poema de Octavio Paz: “Ciudad, montón de palabras rotas”.



“Para que no digas que no pienso en ti” siguió en la lista y a ella se le sumó “Debajo de tu piel” y una de las sorpresas de la noche fue “Sombras en tiempos perdidos”, canción poco tocada en vivo y que es del disco Volumen II.


“Ayer me dijo un ave”, “Los dioses ocultos”, “Viento”, “Mátenme porque me muero”, “De noche todo los gatos son pardos” se sumaron al set que los “Caifos” prepararon para su comunión con el público asistente al Festival Internacional Cervantino.



Caifanes hizo suya la Alhóndiga de Granaditas, pues a decir del propio Saúl Hernández, era un recinto en el que tenían muchas ganas de estar, pues es un escenario no sólo con valor histórico para el país, sino que ha sido también en donde se han presentado artistas consagrados de prácticamente todo el mundo y que los “Caifos” estuvieran en él es también reconocimiento para una de las bandas más importantes del rock en español y que sigue vigente, sigue conquistando, sigue gustando.



GUANAJUATO, Gto.- La frase que los viejos discos de acetato tenían impresa quedó de patente en el concierto que Caifanes ofreció en la Alhóndiga de Granaditas y con el que fue clausurada la edición número 50 del Festival Internacional Cervantino: el rock es cultura.

Pero Caifanes también demostró con su presentación en Guanajuato que el rock es un medio de protesta y que sirva para exhibir lo que está mal, lo que no sirve, lo que debe cambiar, lo que no se debe tolerar.

La frase que los viejos discos de acetato tenían impresa quedó de patente en el concierto que Caifanes ofreció en la Alhóndiga de Granaditas y con el que fue clausurada la edición número 50 del Festival Internacional Cervantino: el rock es cultura. / Fotos: Marco Bedolla | José Luis Cervantes | Miguel Ángel Martínez | Crescencio Torres | Dylan René | El Sol de Irapuato.

Durante su presentación en la Alhóndiga de Granaditas, Saúl Hernández recordó que hace 20 años, cuando empezaron a girar por varias partes del país, el tema de las desapariciones de mujeres era un tema que alarmaba, pero que ahora se ha convertido en uno de los principales flagelos del país.


Caifanes también demostró con su presentación en Guanajuato que el rock es un medio de protesta y que sirva para exhibir lo que está mal.


“Esto no es un país, es una fosa común con un himno nacional”, dijo Saúl Hernández, tras explicar que escuchó esa frase y que quiso traer a colación para la noche.

“Necesitamos más hombres y menos machos”, dijo, al tiempo que ofreció perdón a todas las mujeres que han sido víctimas de violencia por parte de los hombres y que en algunos casos han terminado en casos de feminicidio, muchos de ellos impunes.

Y fue entonces que Caifanes hizo una pausa en su set para proyectar en las pantallas el video de “Canción sin miedo”, de Vivir Quintana, que justamente habla sobre la situación de violencia que viven las mujeres mexicanas.

“A cada minuto, de cada semana, nos roban amigas, nos matan hermanas, destrozan sus cuerpos, los desaparecen, no olvide sus nombres, por favor, señor presidente”, sonó en la Alhóndiga de Granaditas.



Caifanes también dedicó su concierto a la niñez mexicana. Saúl Hernández dijo que se necesita construir entornos distintos para que las niñas y niños puedan crecer libres de violencia, la cual prácticamente está en todo el país.

“Ojalá que todo lo que está pasando en este momento sea un proceso de purificación, para que sanen, pero para que nadie les haga daño (a las niñas y niños)”.



Repertorio especial para el Cervantino

Para su presentación en el Festival Internacional Cervantino, Caifanes preparó un set de canciones especial para la ocasión, en donde el quinteto originario de la Ciudad de México y que ahora está conformado por Saúl Hernández, Alfonso André, Diego Herrera, Marc Rentería y Rodrigo Baills, interpretó canciones que pocas veces tocan en sus conciertos.

El set inició con “El Negro Cósmico” y en ella se vio a un Saúl Hernández como pocas veces se muestra, pues incluso bailó, interactuó con las personas, muchas de ellas que llegaron desde la madrugada para alcanzar el mejor lugar en la Alhóndiga.

“Sólo eres tú” siguió en el set de la noche y “Miedo” fue la primera canción coreada al unísono por las cinco mil gargantas que había en la Alhóndiga de Granaditas.

“Nubes” siguió en el repertorio y una vez terminada ésta, Saúl Hernández tomó un par de minutos para agradecer a los asistentes, a quienes les agradeció por el apoyo a lo largo de su trayectoria, pero también por apoyar a la cultura de la Ciudad de México. Acto seguido, leyó un poema de Octavio Paz: “Ciudad, montón de palabras rotas”.



“Para que no digas que no pienso en ti” siguió en la lista y a ella se le sumó “Debajo de tu piel” y una de las sorpresas de la noche fue “Sombras en tiempos perdidos”, canción poco tocada en vivo y que es del disco Volumen II.


“Ayer me dijo un ave”, “Los dioses ocultos”, “Viento”, “Mátenme porque me muero”, “De noche todo los gatos son pardos” se sumaron al set que los “Caifos” prepararon para su comunión con el público asistente al Festival Internacional Cervantino.



Caifanes hizo suya la Alhóndiga de Granaditas, pues a decir del propio Saúl Hernández, era un recinto en el que tenían muchas ganas de estar, pues es un escenario no sólo con valor histórico para el país, sino que ha sido también en donde se han presentado artistas consagrados de prácticamente todo el mundo y que los “Caifos” estuvieran en él es también reconocimiento para una de las bandas más importantes del rock en español y que sigue vigente, sigue conquistando, sigue gustando.


Local

Disminuyen embarazos adolescentes Guanajuato

Arce Padilla reiteró que se fortalecerán acciones de información, orientación y consejería, para prevenir embarazos subsiguientes en madres adolescentes

Local

Casa Hogar Cielo Abierto realiza colecta “Alimentando Sonrisas”

La Asociación Civil IMPACTO, Red Líder y Fundación IKNELIA, hacen una invitación a todas las personas para que participen en esta colecta

Policiaca

Atacan a balazos a un hombre en la calle Albino García en Celaya

La calle fue cerrada en su totalidad desde Abasolo hasta calle Leandro Valle

Local

Comisión de Recursos Humanos aprueba aumento salarial a Contralora Municipal de Celaya

Las regidoras que votaron en contra fueron las regidoras Blanca Elena González Zavala y María Eloísa Cholico Torres