/ domingo 21 de agosto de 2022

Mantienen viva la charrería [Entrevista]

Vestidos de charros, con los pantalones bien fajados y los sombreros bien puestos, la dinastía Muñoz Ledo asistió al programa Un Café con el Sol

CELAYA, Gto.- (OEM-Informex).- Don Jesús Muñoz Ledo Cabrera deja un legado de identidad local y regional con la fiesta charra, y siempre ha dicho que la tradición de la charrería con El Sol del Bajío deberá permanecer esté o no esté; y como su palabra es ley, el domingo 4 de septiembre se realizará la edición 41 en el lienzo charro La Guadalupana, en honor al 73 aniversario de El Sol del Bajío.

Ernesto Muñoz Ledo, hijo, así como los nietos Gaspar Muñoz Ledo Sánchez y Luis Gerardo Muñoz Ledo Pérez, invitaron a las familias celayenses a disfrutar el deporte mexicano por excelencia; y comentaron que las mejores fiestas charras en la región han sido en los aniversarios de El Sol del Bajío, lo que demuestra que la casa editora de gran arraigo en Celaya sigue siendo brecha en este deporte, el cual no morirá jamás porque es una tradición que forma parte de la identidad de los mexicanos.

Vestidos de charros, con los pantalones bien fajados y los sobreros bien puestos, la dinastía Muñoz Ledo asistió al programa Un Café con el Sol, explicando a la directora Lynnett Rubio las peligrosas suertes que exigen disciplina física y mental para salir al liento con total concentración, ya que la distracción en fracción de segundos puede poner en peligro la vida del charro.


Con el toque femenino de elegantes vestimentas que lucirán las escaramuzas, los bien parados hombres vestidos de charro, la natural bravura de yeguas y potros, será el centro de la fiesta charra rodeado de un lienzo techado en donde no sólo estará la familia de la casa editora de la Organización Editorial Mexicana (OEM) en Celaya, a través de El Sol del Bajío, sino también celayenses que gustan de un deporte en donde el estilo del charro domina la bravura de los animales.

“El güerito Rodríguez fue el primero en escribir sobre las fiestas charras, y junto con Don Jesús Muños Ledo emprendieron lo que ahora es una tradición en el lienzo charro La Guadalupana, y que en este año cumple 41 como fiesta en honor a El Sol del Bajío”, comentó el doctor Ernesto, quien afirmó que los charros de Apaseo el Grande continuarán con la tradición.

“Si es de mucha satisfacción saber conservar lo que Jesús Muñoz Ledo dejó a pesar de obstáculos, y siempre dijo que la charrería va para adelante. A sus 93 años de edad, y de gran lucidez, Don Jesús afirma que la charrería es el único deporte mexicano, y dejar que muera, es permitir que desaparezca una tradición totalmente familiar”, comentó el hijo, Ernesto.

Los nietos, en el programa en vivo, afirmaron que es un deporte familiar, en donde pueden asistir todos los estratos sociales y de todas las edades, por lo que reiteraron la invitación para el próximo domingo 4 de septiembre, y ser parte de la fiesta de El Sol del Bajío, en su 73 aniversario.


Resaltaron que la charrería es un deporte de alto riesgo, y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) la declaró patrimonio intangible de la humanidad, lo que compromete a mantener viva la tradición que da sentido de pertenencia e identidad a los mexicanos.

Hijo y nietos anunciaron que Don Jesús Muñoz Ledo Cabrera estará presente en la fiesta del próximo domingo 4, y ofrecerán suertes de alto grado de peligro, para mostrar que el deporte familiar, de caballeros y damas, sigue poniendo en alto el nombre de Apaseo el Grande, de Celaya y de todo Guanajuato.

CELAYA, Gto.- (OEM-Informex).- Don Jesús Muñoz Ledo Cabrera deja un legado de identidad local y regional con la fiesta charra, y siempre ha dicho que la tradición de la charrería con El Sol del Bajío deberá permanecer esté o no esté; y como su palabra es ley, el domingo 4 de septiembre se realizará la edición 41 en el lienzo charro La Guadalupana, en honor al 73 aniversario de El Sol del Bajío.

Ernesto Muñoz Ledo, hijo, así como los nietos Gaspar Muñoz Ledo Sánchez y Luis Gerardo Muñoz Ledo Pérez, invitaron a las familias celayenses a disfrutar el deporte mexicano por excelencia; y comentaron que las mejores fiestas charras en la región han sido en los aniversarios de El Sol del Bajío, lo que demuestra que la casa editora de gran arraigo en Celaya sigue siendo brecha en este deporte, el cual no morirá jamás porque es una tradición que forma parte de la identidad de los mexicanos.

Vestidos de charros, con los pantalones bien fajados y los sobreros bien puestos, la dinastía Muñoz Ledo asistió al programa Un Café con el Sol, explicando a la directora Lynnett Rubio las peligrosas suertes que exigen disciplina física y mental para salir al liento con total concentración, ya que la distracción en fracción de segundos puede poner en peligro la vida del charro.


Con el toque femenino de elegantes vestimentas que lucirán las escaramuzas, los bien parados hombres vestidos de charro, la natural bravura de yeguas y potros, será el centro de la fiesta charra rodeado de un lienzo techado en donde no sólo estará la familia de la casa editora de la Organización Editorial Mexicana (OEM) en Celaya, a través de El Sol del Bajío, sino también celayenses que gustan de un deporte en donde el estilo del charro domina la bravura de los animales.

“El güerito Rodríguez fue el primero en escribir sobre las fiestas charras, y junto con Don Jesús Muños Ledo emprendieron lo que ahora es una tradición en el lienzo charro La Guadalupana, y que en este año cumple 41 como fiesta en honor a El Sol del Bajío”, comentó el doctor Ernesto, quien afirmó que los charros de Apaseo el Grande continuarán con la tradición.

“Si es de mucha satisfacción saber conservar lo que Jesús Muñoz Ledo dejó a pesar de obstáculos, y siempre dijo que la charrería va para adelante. A sus 93 años de edad, y de gran lucidez, Don Jesús afirma que la charrería es el único deporte mexicano, y dejar que muera, es permitir que desaparezca una tradición totalmente familiar”, comentó el hijo, Ernesto.

Los nietos, en el programa en vivo, afirmaron que es un deporte familiar, en donde pueden asistir todos los estratos sociales y de todas las edades, por lo que reiteraron la invitación para el próximo domingo 4 de septiembre, y ser parte de la fiesta de El Sol del Bajío, en su 73 aniversario.


Resaltaron que la charrería es un deporte de alto riesgo, y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) la declaró patrimonio intangible de la humanidad, lo que compromete a mantener viva la tradición que da sentido de pertenencia e identidad a los mexicanos.

Hijo y nietos anunciaron que Don Jesús Muñoz Ledo Cabrera estará presente en la fiesta del próximo domingo 4, y ofrecerán suertes de alto grado de peligro, para mostrar que el deporte familiar, de caballeros y damas, sigue poniendo en alto el nombre de Apaseo el Grande, de Celaya y de todo Guanajuato.

Local

"Enrique Garcidueñas: Ser Papá soltero es un desafío, pero mis hijas son mi mayor felicidad"

El verlos crecer en valores, convertirse en personas de bien e independientes.

Local

Exitosa inauguración de la primera feria biocultural de plantas del semidesierto

Plantas nativas, cocina tradicional y talleres educativos atraen a visitantes en un evento gratuito

Local

Capacitación derechos humanos y seguridad en rincón de Tamayo

Autoridades implementan medidas tras incidentes para fortalecer el respeto a los derechos humanos y mejorar la seguridad ciudadana