/ lunes 31 de enero de 2022

Niño Dios no es un juguete: Obispo

Monseñor Víctor Alejandro Aguilar Ledesma mencionó que la figura del Niño Jesús no es un juguete como para que sea vestido con los oficios que cada quien desempeña

CELAYA, Gto. (OEM-Informex).- Como parte de la celebración del Día de la Candelaria, los fieles católicos suelen vestir de diferentes maneras a la imagen del Niño Dios, sin embargo, Monseñor Víctor Alejandro Aguilar Ledesma, Obispo de la Diócesis de Celaya, aclaró que, dicha imagen no es un juguete como para que sea vestido con “los oficios que cada quien desempeña en la vida social o cívica”, ni con cosas que “rayan en la superstición”.


Atuendos de los Santos, de arcángeles y de la suerte no son propios para la imagen del Niño Jesús. | Foto: Javier Patiño | El Sol del Bajío




Comentó que la imagen es una representación de Jesús recién nacido y destacó que no es un juguete, es por ello que es importante que se respete “la imagen de Nuestro Señor Jesucristo como luz de las naciones y que lo vistamos con las vestimentas del hijo de Dios, no de los oficios que cada quien desempeña en la vida social o cívica, que bueno, yo sé que son trabajos muy nobles, pero merece respeto nuestro Señor y no podemos vestirlo de lo que queramos”.


⬇️Da clic aquí⬇️

Indicó que la imagen del Niño Dios puede ser vestido con ropas adecuadas en su honor, es decir, a lo que Él representa, como el Niño de Atocha, de la Salud, el Niño Doctor, Cristo Rey, del Sagrado Corazón o con ropones de diferentes colores.

Sin embargo, dijo que hay que dejar a un lado “todo eso que raya en superstición, en gustos y caprichos personales, y que muchas veces desorientan a nuestra gente y sobre todo que no coinciden con lo que celebramos litúrgicamente”, tal y como las vestimentas de los Santos, ya que son ellos los que se parecen a Cristo y no al revés, ni de arcángeles, ángeles, de la suerte, entre otros.



⬇️Da clic aquí⬇️

Por otra parte, el Obispo explicó que la fiesta del 2 de febrero es muy importante, ya que se celebran dos cosas que son: la presentación de Jesús en el Templo o levantamiento, que es cuando levantan al niño del nacimiento y la fiesta de la Virgen María en su advocación de la Candelaria o de la Luz, por lo tanto, “en esta fiesta celebramos que Cristo es la luz del mundo y a la Santísima Virgen como madre de la luz, la madre de Jesús. Qué bueno que se celebra y espero que lo vivamos bien”.

Para concluir, invitó a los fieles que este 2 de febrero, más allá de los tamales y el atole que son alimentos folclóricos de la cultura mexicana, “realmente experimentemos la presencia de Jesús como la luz de nuestra vida y la cercanía de Nuestra madre Santísima, la Virgen María como nuestra señora de la Luz o de la Candelaria”.

CELAYA, Gto. (OEM-Informex).- Como parte de la celebración del Día de la Candelaria, los fieles católicos suelen vestir de diferentes maneras a la imagen del Niño Dios, sin embargo, Monseñor Víctor Alejandro Aguilar Ledesma, Obispo de la Diócesis de Celaya, aclaró que, dicha imagen no es un juguete como para que sea vestido con “los oficios que cada quien desempeña en la vida social o cívica”, ni con cosas que “rayan en la superstición”.


Atuendos de los Santos, de arcángeles y de la suerte no son propios para la imagen del Niño Jesús. | Foto: Javier Patiño | El Sol del Bajío




Comentó que la imagen es una representación de Jesús recién nacido y destacó que no es un juguete, es por ello que es importante que se respete “la imagen de Nuestro Señor Jesucristo como luz de las naciones y que lo vistamos con las vestimentas del hijo de Dios, no de los oficios que cada quien desempeña en la vida social o cívica, que bueno, yo sé que son trabajos muy nobles, pero merece respeto nuestro Señor y no podemos vestirlo de lo que queramos”.


⬇️Da clic aquí⬇️

Indicó que la imagen del Niño Dios puede ser vestido con ropas adecuadas en su honor, es decir, a lo que Él representa, como el Niño de Atocha, de la Salud, el Niño Doctor, Cristo Rey, del Sagrado Corazón o con ropones de diferentes colores.

Sin embargo, dijo que hay que dejar a un lado “todo eso que raya en superstición, en gustos y caprichos personales, y que muchas veces desorientan a nuestra gente y sobre todo que no coinciden con lo que celebramos litúrgicamente”, tal y como las vestimentas de los Santos, ya que son ellos los que se parecen a Cristo y no al revés, ni de arcángeles, ángeles, de la suerte, entre otros.



⬇️Da clic aquí⬇️

Por otra parte, el Obispo explicó que la fiesta del 2 de febrero es muy importante, ya que se celebran dos cosas que son: la presentación de Jesús en el Templo o levantamiento, que es cuando levantan al niño del nacimiento y la fiesta de la Virgen María en su advocación de la Candelaria o de la Luz, por lo tanto, “en esta fiesta celebramos que Cristo es la luz del mundo y a la Santísima Virgen como madre de la luz, la madre de Jesús. Qué bueno que se celebra y espero que lo vivamos bien”.

Para concluir, invitó a los fieles que este 2 de febrero, más allá de los tamales y el atole que son alimentos folclóricos de la cultura mexicana, “realmente experimentemos la presencia de Jesús como la luz de nuestra vida y la cercanía de Nuestra madre Santísima, la Virgen María como nuestra señora de la Luz o de la Candelaria”.

Local

Disminuyen embarazos adolescentes Guanajuato

Arce Padilla reiteró que se fortalecerán acciones de información, orientación y consejería, para prevenir embarazos subsiguientes en madres adolescentes

Local

Casa Hogar Cielo Abierto realiza colecta “Alimentando Sonrisas”

La Asociación Civil IMPACTO, Red Líder y Fundación IKNELIA, hacen una invitación a todas las personas para que participen en esta colecta

Policiaca

Atacan a balazos a un hombre en la calle Albino García en Celaya

La calle fue cerrada en su totalidad desde Abasolo hasta calle Leandro Valle

Local

Comisión de Recursos Humanos aprueba aumento salarial a Contralora Municipal de Celaya

Las regidoras que votaron en contra fueron las regidoras Blanca Elena González Zavala y María Eloísa Cholico Torres