/ domingo 12 de febrero de 2023

Visita Obispo de Celaya penales para trabajar en reinserción social

La visita y liberación de los cautivos o los encarcelados, aseguró, es una práctica que la Orden de Frailes Mercedarios viven desde su fundación en 1218

CELAYA, Gto.- (OEM-Informex).- En Celaya, desde hace aproximadamente 230 años, la Orden de Frailes Mercedarios tiene la misión de visitar a las personas que se encuentran bajo custodia carcelaria, a fin de liberar sus almas y conciencias de sus cautividades morales, psicológicas y sociales, a través de la Pastoral Penitenciaria Católica y con el apoyo del Sistema Penitenciario, así lo dio a conocer el comendador Fray Adrián Morales Cruzaley O. de M., quien destacó que con este programa se ha logrado la reinserción del ex interno a la sociedad, con los derechos y deberes de una persona libre.

Por su parte, el Obispo de la Diócesis de Celaya, Víctor Alejandro Aguilar Ledesma, relató que se trata de llevar consuelo, no de juzgar ni cuestionar a quienes se encuentran en reclusión; sobre todo porque en muchos de ellos hay arrepentimiento. El año pasado, el Obispo visitó en dos ocasiones el penal de Celaya y una el de San Miguel de Allende.


REDENCIÓN

El comendador explicó que el carisma de la orden se basa en la redención, por lo que, en el capítulo general de la Merced de 1998 se menciona que este apostolado redentor comprende “la prevención del delito atacando sus raíces, las causas de la delincuencia que conduce a la cárcel como son la pobreza, la ignorancia, la droga, el alcohol, la violencia callejera, las migraciones, entre otras”.

También comprende la atención a los encarcelados, ya sea con la atención individualizada o comunitaria, recordando que Cristo también estuvo injustamente preso y torturado; así como la reinserción del ex interno a la sociedad con los derechos y deberes de una persona libre.


La visita y liberación de los cautivos o los encarcelados, aseguró, es una práctica que los mercedarios viven desde su fundación en 1218, es decir, hace ya casi ocho siglos, donde han puesto su humilde experiencia al servicio de la Iglesia actualizándola con una nueva modalidad en los Centros Estatales de Prevención y Reinserción Social (CePreReSo) e integrando desde 1972 a la ahora conocida como Diócesis de Celaya.


¿EN QUÉ CONSISTE?

El religioso puntualizó que esta misión “la realizamos visitando a las personas que están bajo custodia carcelaria, liberando sus almas y consciencias de cautividades morales, psicológicas y sociales, ofreciéndoles el apoyo y aliciente para su encuentro consigo mismos y su reconciliación con Dios y con la sociedad, mediante un proceso de evangelización y liberación”.

“Con la finalidad de mirar el rostro de Cristo en los encarcelados y propiciando una integración entre el interno de la Iglesia con la sociedad y su familia en la auténtica libertad y dignidad de los hijos de Dios”.

En Celaya desde hace aproximadamente 230 años los frailes de la Merced visitan a los presos. | Foto: Cortesía | Josué Fernández

Dentro de la evangelización, comentó, a través de las bienaventuranzas fortalecen el pensamiento en los internos de que la vida tiene sentido y es hermosa, mientras que, en el trato que tienen hacia ellos, sobre todo en el tema de la conducta, siempre evitan interferir en su identidad, eliminando expresiones como soy un criminal, soy un drogadicto, eres irresponsable, entre otros.

Y en su lugar deben inclinarse por frases como: Cometí un crimen, tienes la inclinación a las drogas, no tienes mucho compromiso en tus responsabilidades, ya que “así se afronta la conducta sin lesionar su ser, que es lo más íntimo que posee y merece respeto, por su identidad al Dios Yo Soy”.

“Todos tenemos la misma dignidad humana, por lo que ofrecemos a los internos un trato respetuoso, educado y amable manifestado en palabras, actitudes y acciones. Las más de las veces los familiares de los internos vienen arrastrando cadenas de vergüenza y de rechazo entre vecinos y conocidos, viven con libertad física, pero presos en espíritu y algunas veces, cautivos también en su cuerpo y en su mente”.



INTEGRANTES

Actualmente, la Pastoral Penitenciaria Católica está integrada por 47 personas, de las cuales 28 se encuentran en Celaya y 19 en San Miguel de Allende, entre ellas se incluyen frailes, sacerdotes, religiosas y laicos, pertenecientes a las pastorales profética, litúrgica, de oración y social, quienes como característica fundamental deben ser “mansos y humildes, porque solo con un trato dulce y educado, así con actitudes de servicio desinteresado, podrán ser verdaderos pastores”.


METAS

Refirió que dentro de las metas que se tienen en el apostolado se encuentra el promover los valores humanos y cristianos, elevar el número de internos que participen en la celebración eucarística, despertar el interés del estudio bíblico entre los reclusos.

Lograr que los internos conozcan, mediten y le den sentido a los ritos y a las prácticas espirituales de la Iglesia para que participen con devoción y respeto, mejorar la labor del equipo de pastoral a partir de una buena organización y planeación de las actividades a realizar, conseguir recursos económicos y en especies para apoyar a los internos y sus familias.

Motivarlos para que se mantengan siempre ocupados en sus trabajos, promover actividades culturales, sociales y religiosas en el Cereso, formar a los integrantes del equipo de pastoral y fortalecer su espiritualidad para mejorar los servicios que brinden, entre otras cosas.



ACTIVIDADES

Morales Cruzaley, detalló que dentro de las actividades que se realizan los días programados en los Ceresos se encuentran las misas, confesiones, clases de religión, consejería, cursos bíblicos, humanos, rezo de Santo Rosario, entre otras cosas.

Durante 2022, el Obispo de la Diócesis de Celaya, llevó a cabo una celebración eucarística en el Cereso de Celaya el 15 de abril, en el Cereso de San Miguel de Allende el 26 de diciembre y el 28 de diciembre nuevamente en el Cereso de Celaya.


MISA EN CERESO

Por otro lado, el Obispo de la Diócesis de Celaya, Monseñor Víctor Alejandro Aguilar Ledesma, contó que al Cereso acude junto a otro sacerdote y algunos laicos pertenecientes a la pastoral, con la finalidad de escuchar a los internos, hacer oración con ellos y celebrar la misa. Además, agradeció el hecho de que las autoridades penitenciarias los reciban y atiendan muy bien.

Recordó que el Viernes Santo, alrededor de 250 internos participaron, haciendo oración y representando el Viacrucis. “Ellos organizaron las estaciones, se cargaron una cruz y se pusieron las túnicas de los Apóstoles con lo que es posible hacer ahí, no hay mucho material, pero con lo que hay y que es permitido se puede hacer”.

El Obispo de Celayaque acudir al Cereso ha sido una experiencia gratificante y alentadora, debido a que puede animarlos, exhortarlos a preservar en su fe en el caso de ser cristianos-católicos. | Foto: Ana Medina ! El Sol del Bajío

Destacó que ese día notó en muchos de ellos el deseo de encontrar en Dios y en la fe un refugio y una fortaleza para superar los momentos difíciles, también vio las ganas que tienen de convertirse, de cambiar de vida, de reflexionar y de mantener la esperanza en medio de las dificultades para alcanzar la paz.

“Algo positivo que logré ver durante mi visita al Cereso es que entre muchos de ellos se llevan bien, son amigos, también hay dificultades, pero así es con los grupos con los que me tocó participar y en donde puedo estar, porque hay lugares en las que no se puede acceder porque están otro tipo de personas, con otros tipos de delitos, de personalidad y situaciones complicadas”.


“En general vemos que hay presos que cometieron todo tipo de delitos, normalmente no les pregunta uno ¿Tú qué hiciste?, ¿Tú por qué hiciste?, ¿Cuánto tiempo vas a estar aquí?, por prudencia y porque estas situaciones son dolorosas para ellos, más bien lo que esperamos es que con toda libertad lo quieran platicar, que quieran confesarse, eso es lo que hace que muchos se acerquen a nosotros, porque no estamos investigándoles nada de su vida”.

Destacó que acudir al Cereso ha sido una experiencia gratificante y alentadora, debido a que puede animarlos, exhortarlos a preservar en su fe en el caso de ser cristianos-católicos y hacer presencia como Iglesia Samaritana ayudando a aquellos se encuentra en esa desgracia.

“Creo que ellos son conscientes de lo que han hecho, tenemos que ayudarles. Con esto ponemos en práctica una de nuestras obras de misericordia, visitar a los hermanos encarcelados privados de su libertad, lo cual seguiremos haciendo por amor a Cristo y al prójimo”, concluyó el Obispo.

CELAYA, Gto.- (OEM-Informex).- En Celaya, desde hace aproximadamente 230 años, la Orden de Frailes Mercedarios tiene la misión de visitar a las personas que se encuentran bajo custodia carcelaria, a fin de liberar sus almas y conciencias de sus cautividades morales, psicológicas y sociales, a través de la Pastoral Penitenciaria Católica y con el apoyo del Sistema Penitenciario, así lo dio a conocer el comendador Fray Adrián Morales Cruzaley O. de M., quien destacó que con este programa se ha logrado la reinserción del ex interno a la sociedad, con los derechos y deberes de una persona libre.

Por su parte, el Obispo de la Diócesis de Celaya, Víctor Alejandro Aguilar Ledesma, relató que se trata de llevar consuelo, no de juzgar ni cuestionar a quienes se encuentran en reclusión; sobre todo porque en muchos de ellos hay arrepentimiento. El año pasado, el Obispo visitó en dos ocasiones el penal de Celaya y una el de San Miguel de Allende.


REDENCIÓN

El comendador explicó que el carisma de la orden se basa en la redención, por lo que, en el capítulo general de la Merced de 1998 se menciona que este apostolado redentor comprende “la prevención del delito atacando sus raíces, las causas de la delincuencia que conduce a la cárcel como son la pobreza, la ignorancia, la droga, el alcohol, la violencia callejera, las migraciones, entre otras”.

También comprende la atención a los encarcelados, ya sea con la atención individualizada o comunitaria, recordando que Cristo también estuvo injustamente preso y torturado; así como la reinserción del ex interno a la sociedad con los derechos y deberes de una persona libre.


La visita y liberación de los cautivos o los encarcelados, aseguró, es una práctica que los mercedarios viven desde su fundación en 1218, es decir, hace ya casi ocho siglos, donde han puesto su humilde experiencia al servicio de la Iglesia actualizándola con una nueva modalidad en los Centros Estatales de Prevención y Reinserción Social (CePreReSo) e integrando desde 1972 a la ahora conocida como Diócesis de Celaya.


¿EN QUÉ CONSISTE?

El religioso puntualizó que esta misión “la realizamos visitando a las personas que están bajo custodia carcelaria, liberando sus almas y consciencias de cautividades morales, psicológicas y sociales, ofreciéndoles el apoyo y aliciente para su encuentro consigo mismos y su reconciliación con Dios y con la sociedad, mediante un proceso de evangelización y liberación”.

“Con la finalidad de mirar el rostro de Cristo en los encarcelados y propiciando una integración entre el interno de la Iglesia con la sociedad y su familia en la auténtica libertad y dignidad de los hijos de Dios”.

En Celaya desde hace aproximadamente 230 años los frailes de la Merced visitan a los presos. | Foto: Cortesía | Josué Fernández

Dentro de la evangelización, comentó, a través de las bienaventuranzas fortalecen el pensamiento en los internos de que la vida tiene sentido y es hermosa, mientras que, en el trato que tienen hacia ellos, sobre todo en el tema de la conducta, siempre evitan interferir en su identidad, eliminando expresiones como soy un criminal, soy un drogadicto, eres irresponsable, entre otros.

Y en su lugar deben inclinarse por frases como: Cometí un crimen, tienes la inclinación a las drogas, no tienes mucho compromiso en tus responsabilidades, ya que “así se afronta la conducta sin lesionar su ser, que es lo más íntimo que posee y merece respeto, por su identidad al Dios Yo Soy”.

“Todos tenemos la misma dignidad humana, por lo que ofrecemos a los internos un trato respetuoso, educado y amable manifestado en palabras, actitudes y acciones. Las más de las veces los familiares de los internos vienen arrastrando cadenas de vergüenza y de rechazo entre vecinos y conocidos, viven con libertad física, pero presos en espíritu y algunas veces, cautivos también en su cuerpo y en su mente”.



INTEGRANTES

Actualmente, la Pastoral Penitenciaria Católica está integrada por 47 personas, de las cuales 28 se encuentran en Celaya y 19 en San Miguel de Allende, entre ellas se incluyen frailes, sacerdotes, religiosas y laicos, pertenecientes a las pastorales profética, litúrgica, de oración y social, quienes como característica fundamental deben ser “mansos y humildes, porque solo con un trato dulce y educado, así con actitudes de servicio desinteresado, podrán ser verdaderos pastores”.


METAS

Refirió que dentro de las metas que se tienen en el apostolado se encuentra el promover los valores humanos y cristianos, elevar el número de internos que participen en la celebración eucarística, despertar el interés del estudio bíblico entre los reclusos.

Lograr que los internos conozcan, mediten y le den sentido a los ritos y a las prácticas espirituales de la Iglesia para que participen con devoción y respeto, mejorar la labor del equipo de pastoral a partir de una buena organización y planeación de las actividades a realizar, conseguir recursos económicos y en especies para apoyar a los internos y sus familias.

Motivarlos para que se mantengan siempre ocupados en sus trabajos, promover actividades culturales, sociales y religiosas en el Cereso, formar a los integrantes del equipo de pastoral y fortalecer su espiritualidad para mejorar los servicios que brinden, entre otras cosas.



ACTIVIDADES

Morales Cruzaley, detalló que dentro de las actividades que se realizan los días programados en los Ceresos se encuentran las misas, confesiones, clases de religión, consejería, cursos bíblicos, humanos, rezo de Santo Rosario, entre otras cosas.

Durante 2022, el Obispo de la Diócesis de Celaya, llevó a cabo una celebración eucarística en el Cereso de Celaya el 15 de abril, en el Cereso de San Miguel de Allende el 26 de diciembre y el 28 de diciembre nuevamente en el Cereso de Celaya.


MISA EN CERESO

Por otro lado, el Obispo de la Diócesis de Celaya, Monseñor Víctor Alejandro Aguilar Ledesma, contó que al Cereso acude junto a otro sacerdote y algunos laicos pertenecientes a la pastoral, con la finalidad de escuchar a los internos, hacer oración con ellos y celebrar la misa. Además, agradeció el hecho de que las autoridades penitenciarias los reciban y atiendan muy bien.

Recordó que el Viernes Santo, alrededor de 250 internos participaron, haciendo oración y representando el Viacrucis. “Ellos organizaron las estaciones, se cargaron una cruz y se pusieron las túnicas de los Apóstoles con lo que es posible hacer ahí, no hay mucho material, pero con lo que hay y que es permitido se puede hacer”.

El Obispo de Celayaque acudir al Cereso ha sido una experiencia gratificante y alentadora, debido a que puede animarlos, exhortarlos a preservar en su fe en el caso de ser cristianos-católicos. | Foto: Ana Medina ! El Sol del Bajío

Destacó que ese día notó en muchos de ellos el deseo de encontrar en Dios y en la fe un refugio y una fortaleza para superar los momentos difíciles, también vio las ganas que tienen de convertirse, de cambiar de vida, de reflexionar y de mantener la esperanza en medio de las dificultades para alcanzar la paz.

“Algo positivo que logré ver durante mi visita al Cereso es que entre muchos de ellos se llevan bien, son amigos, también hay dificultades, pero así es con los grupos con los que me tocó participar y en donde puedo estar, porque hay lugares en las que no se puede acceder porque están otro tipo de personas, con otros tipos de delitos, de personalidad y situaciones complicadas”.


“En general vemos que hay presos que cometieron todo tipo de delitos, normalmente no les pregunta uno ¿Tú qué hiciste?, ¿Tú por qué hiciste?, ¿Cuánto tiempo vas a estar aquí?, por prudencia y porque estas situaciones son dolorosas para ellos, más bien lo que esperamos es que con toda libertad lo quieran platicar, que quieran confesarse, eso es lo que hace que muchos se acerquen a nosotros, porque no estamos investigándoles nada de su vida”.

Destacó que acudir al Cereso ha sido una experiencia gratificante y alentadora, debido a que puede animarlos, exhortarlos a preservar en su fe en el caso de ser cristianos-católicos y hacer presencia como Iglesia Samaritana ayudando a aquellos se encuentra en esa desgracia.

“Creo que ellos son conscientes de lo que han hecho, tenemos que ayudarles. Con esto ponemos en práctica una de nuestras obras de misericordia, visitar a los hermanos encarcelados privados de su libertad, lo cual seguiremos haciendo por amor a Cristo y al prójimo”, concluyó el Obispo.

Local

Variaciones de voltaje afectan servicios de agua potable en Celaya

Este lunes 27 de mayo, el equipo de Pinos I, amaneció apagado por corriente mínima de energía eléctrica

Local

Invitan a jóvenes a participar en la campaña Conciencia Climática

Luisa Sierra les hace una invitación a que conozcan y evalúen las propuestas que tienen las y los candidatos a la gubernatura y las presidencias municipales para enfrentar el cambio climático

Local

Registra Guanajuato primer fallecimiento por golpe de calor después de 20 años

El Dr. Pablo Sánchez Gastelum insta a la población a extremar precauciones ante las altas temperaturas, cuidando especialmente a los más vulnerables y tomando medidas para evitar enfermedades relacionadas con el calor

Local

Suspenden a elementos de tránsito por omisión en caso de accidente mortal

La omisión de protocolo tras un accidente automovilístico fatal desata medidas disciplinarias contra miembros de Tránsito y Policía Vial, mientras la ciudad enfrenta repercusiones trágicas

Deportes

Da inicio torneo nacional de Conadeip en Celaya

Asisten alrededor de 360 deportistas de diferentes ciudades y entidades federativas

Local

PRI Celaya respaldará a candidatos de Coalición en elecciones del 2 de junio

Mendoza Márquez invitó a votar por el tricolor y con ello defender la libertad el próximo 2 de junio