/ miércoles 23 de diciembre de 2020

No te Vayas sin Decir te Quiero

La vida es un milagro y cada vez que respiramos recibimos un regalo aunado a la fortuna de poder recibir otra nueva Navidad cargada de amor, tal vez nunca como hoy, podemos decir ¡Feliz Navidad¡ a quienes la pandemia nos permitió continuar en este planeta con la promesa de que vienen cosas mejores que renovarán la alegría plena y quitarán la tristeza que ésta, aunada a la violencia, nos causaron.

Durante este año aprendimos que fragilidad es esa delgada línea que existe entre vida y muerte, porque nada es permanente, somos solo instantes, instantes que pasan tan rápido como la vida, esa vida que es un regalo donde todos somos uno y una es la obligación de nuestro existir: ser felices para hacer felices a quienes nos rodean convirtiendo este viaje de permanencia no voluntaria, en un interminable viaje de felicidad, a pesar que la Navidad nos trae regalos, al partir, nada llevamos y sin embargo, la tierra seguirá rotando mostrando que lo único verdadero es el amor; a pesar que este año el mundo se paró, todo siguió y la Navidad llegó llena de amor e invaluables enseñanzas acumuladas en el año, tal vez, no será una Navidad tradicional, probablemente muchos la pasaremos solos o en compañía del compañero de vida sin la familia cercana, muchos haremos uso de la tecnología para acercarnos ´físicamente¨ a nuestros amados hijos, nietos, hermanos y amigos y sin embargo, esta Navidad nos enseña que nuestros seres queridos pueden desaparecer en un segundo, que algunos se hacen más dependientes el uno del otro y de nosotros, tal vez más olvidadizos y con movimientos más pausados, necesitamos de un pequeño virus, que desconocemos, para aprender que nuestro ego estaba inflado, que no necesitamos de grandes festejos para amar y amarnos, para ocuparnos del prójimo como de nosotros mismos, de ahí el uso del cubrebocas y lavarnos las manos, el quédate en casa reconociendo la importancia de familia y amigos, saber que no somos invencibles y tampoco necesarios pues con o sin nosotros el mundo sigue viviendo, esta Navidad nos deja el regalo de conocer que somos vulnerables, que no somos uno, somos todos y donde uno se cuida o ayuda, cuida y ayuda al todo, que solo tenemos el hoy para vivir y disfrutar agradeciendo cada minuto de vida porque nuestra vida depende de ese minuto que puede llamarse Covid, accidente, edad o enfermedad para dejar de existir, somos como relojes cuyas horas se renuevan cada día y cualquiera se puede adelantar en este caminar hacia una nueva vida, sin importar la edad, por eso hoy, grito a cada uno de mis amigos y familia: ¡NO TE VAYAS SIN DECIR: TE QUIERO!. Abraza, besa, di lo que sientes a quienes tienes contigo, agradece a quien te da un servicio, saluda a quien pasa a tu lado, sonríe y ríe, disfruta los regalos de esta Navidad: Agradecimiento, Salud, Amor, Familia y Fe; ilumina tu vida e iluminarás la de los demás, conviértete en Navidad todos los días, mientras yo espero tus comentarios en angeldesofia@yahoo.com.mx

La vida es un milagro y cada vez que respiramos recibimos un regalo aunado a la fortuna de poder recibir otra nueva Navidad cargada de amor, tal vez nunca como hoy, podemos decir ¡Feliz Navidad¡ a quienes la pandemia nos permitió continuar en este planeta con la promesa de que vienen cosas mejores que renovarán la alegría plena y quitarán la tristeza que ésta, aunada a la violencia, nos causaron.

Durante este año aprendimos que fragilidad es esa delgada línea que existe entre vida y muerte, porque nada es permanente, somos solo instantes, instantes que pasan tan rápido como la vida, esa vida que es un regalo donde todos somos uno y una es la obligación de nuestro existir: ser felices para hacer felices a quienes nos rodean convirtiendo este viaje de permanencia no voluntaria, en un interminable viaje de felicidad, a pesar que la Navidad nos trae regalos, al partir, nada llevamos y sin embargo, la tierra seguirá rotando mostrando que lo único verdadero es el amor; a pesar que este año el mundo se paró, todo siguió y la Navidad llegó llena de amor e invaluables enseñanzas acumuladas en el año, tal vez, no será una Navidad tradicional, probablemente muchos la pasaremos solos o en compañía del compañero de vida sin la familia cercana, muchos haremos uso de la tecnología para acercarnos ´físicamente¨ a nuestros amados hijos, nietos, hermanos y amigos y sin embargo, esta Navidad nos enseña que nuestros seres queridos pueden desaparecer en un segundo, que algunos se hacen más dependientes el uno del otro y de nosotros, tal vez más olvidadizos y con movimientos más pausados, necesitamos de un pequeño virus, que desconocemos, para aprender que nuestro ego estaba inflado, que no necesitamos de grandes festejos para amar y amarnos, para ocuparnos del prójimo como de nosotros mismos, de ahí el uso del cubrebocas y lavarnos las manos, el quédate en casa reconociendo la importancia de familia y amigos, saber que no somos invencibles y tampoco necesarios pues con o sin nosotros el mundo sigue viviendo, esta Navidad nos deja el regalo de conocer que somos vulnerables, que no somos uno, somos todos y donde uno se cuida o ayuda, cuida y ayuda al todo, que solo tenemos el hoy para vivir y disfrutar agradeciendo cada minuto de vida porque nuestra vida depende de ese minuto que puede llamarse Covid, accidente, edad o enfermedad para dejar de existir, somos como relojes cuyas horas se renuevan cada día y cualquiera se puede adelantar en este caminar hacia una nueva vida, sin importar la edad, por eso hoy, grito a cada uno de mis amigos y familia: ¡NO TE VAYAS SIN DECIR: TE QUIERO!. Abraza, besa, di lo que sientes a quienes tienes contigo, agradece a quien te da un servicio, saluda a quien pasa a tu lado, sonríe y ríe, disfruta los regalos de esta Navidad: Agradecimiento, Salud, Amor, Familia y Fe; ilumina tu vida e iluminarás la de los demás, conviértete en Navidad todos los días, mientras yo espero tus comentarios en angeldesofia@yahoo.com.mx

ÚLTIMASCOLUMNAS
miércoles 13 de enero de 2021

Carpe Diem

Tere Derbez

miércoles 06 de enero de 2021

Lo Invisible es lo Esencial

Tere Derbez

miércoles 30 de diciembre de 2020

Diciembre mes de Agradecimiento

Tere Derbez

miércoles 23 de diciembre de 2020

No te Vayas sin Decir te Quiero

Tere Derbez

miércoles 16 de diciembre de 2020

Diciembre sin Grandes Festejos

Tere Derbez

miércoles 09 de diciembre de 2020

Abrazos, Palabras y Silencio

Tere Derbez

miércoles 02 de diciembre de 2020

¡Gracias!

Tere Derbez

miércoles 25 de noviembre de 2020

¡Qué año!

Tere Derbez

miércoles 18 de noviembre de 2020

¿A Dios o Adiós?

Tere Derbez

miércoles 11 de noviembre de 2020

Enmuinados hoy

Tere Derbez

Cargar Más