/ domingo 7 de enero de 2024

A 30 Años

“La igualdad es una necesidad vital del alma humana. La misma cantidad de respeto y de atención se debe a todo ser humano, porque el respeto no tiene grados”. John F, Kennedy.

En sentido de metáfora, se decía que las personas oprimidas cargaban el peso del yugo representando un trabajo indigno, pesada carga que soportar llegando al grado que un individuo pasaba a ser propiedad de otro como un objeto sujeto a la voluntad del amo. Nada es por siempre, llega el tiempo de la liberación. Recurro a los Estados Unidos. Casi al final de la Guerra de Secesión, el día primero de enero de1863, el presidente Abraham Lincoln proclamó “…todas las personas detenidas como esclavos dentro de los estados rebeldes son y en adelante serán libres” más, si la esclavitud de personas fue abolida por las leyes, la segregación racial persistió hasta que la lucha pacífica del reverendo Martín Luther King dio frutos con su sacrificio.

Fiódor Dostoievski rechazaba que las personas son esencialmente impredecibles “porque son libres y cualquier intento de restringir su libertad causará más daños que beneficios” empero, admite que el hombre es bueno por naturaleza y el orden social es la causa de su corrupción. Jean-Paul Sartre teorizaba como esencial la autonomía intelectual, colectiva y personal. El pacifista sudafricano premio Nobel de la Paz, arzobispo Desmond Tutu trabajó sin descanso para abolir el apartheid en Namibia y Sudáfrica y hasta su muerte en 2021 promovió la justicia y la igualdad entre los hombres de todo el mundo. Ejemplos de la lucha por libertad y la marginación. Defensa que, acercándonos a nuestro continente, hay poblaciones indígenas que aún se ven restringidos sus derechos por la exclusión y la discriminación que afecta vida, el acceso a la educación, a la atención médico sanitaria, a la vivienda digna, a la recreación. Una muestra que tuve oportunidad de conocer, donde las enfermedades, en particular la ceguera de los ríos son la constante, son los indios yanomanis de la sierra de Parima en el Estado de Amazonas de Venezuela y en el fronterizo Estado de Roraima de Brasil, posiblemente la etnia más marginada de Latinoamérica.

Tribus de mujeres y hombres que andan semidesnudos y se alimentan principalmente de orugas, larvas de escarabajos y avispas, termitas, hormigas y arañas.

El anhelo de libertad es contagioso, el progreso y la difusión de ideas libertarias han favorecido la lucha no necesariamente pacífica. Ir tras la igualdad de derechos de los pueblos alejados de los bienes que debe proveer el Estado.

El Censo de Población y Vivienda de 2020 de nuestro sufrido país reveló 7 millones 364 mil 650 personas de habla de alguna lengua indígena. No obstante que la comunicación terrestre ha facilitado el establecer servicios básicos, no se puede soslayar que, entre otras cosas, la agreste geografía, principalmente en los estados del sur existen comunidades alejadas de los bienes que goza la población urbana. Haciendo de lado motivos políticos que no me interesa tratar, el contexto de esta columna fue lo que motivó que surgiera el EZLN y un líder que comandara la insurrección contra el Estado mexicano. Si logró o no logró sus propósitos la incursión con armas rudimentarias es tema discutible. Aunque aún hay mucho por hacer, mi opinión es positiva al haber observado en 1998 durante una evaluación de un programa de Salud del Centro Carter en el Soconusco chiapaneco, construcción de escuelas, Centros de salud y agua entubada en las comunidades.

A 30 años del levantamiento el EZLN permanece vivo.

flokay33@gmail.com

“La igualdad es una necesidad vital del alma humana. La misma cantidad de respeto y de atención se debe a todo ser humano, porque el respeto no tiene grados”. John F, Kennedy.

En sentido de metáfora, se decía que las personas oprimidas cargaban el peso del yugo representando un trabajo indigno, pesada carga que soportar llegando al grado que un individuo pasaba a ser propiedad de otro como un objeto sujeto a la voluntad del amo. Nada es por siempre, llega el tiempo de la liberación. Recurro a los Estados Unidos. Casi al final de la Guerra de Secesión, el día primero de enero de1863, el presidente Abraham Lincoln proclamó “…todas las personas detenidas como esclavos dentro de los estados rebeldes son y en adelante serán libres” más, si la esclavitud de personas fue abolida por las leyes, la segregación racial persistió hasta que la lucha pacífica del reverendo Martín Luther King dio frutos con su sacrificio.

Fiódor Dostoievski rechazaba que las personas son esencialmente impredecibles “porque son libres y cualquier intento de restringir su libertad causará más daños que beneficios” empero, admite que el hombre es bueno por naturaleza y el orden social es la causa de su corrupción. Jean-Paul Sartre teorizaba como esencial la autonomía intelectual, colectiva y personal. El pacifista sudafricano premio Nobel de la Paz, arzobispo Desmond Tutu trabajó sin descanso para abolir el apartheid en Namibia y Sudáfrica y hasta su muerte en 2021 promovió la justicia y la igualdad entre los hombres de todo el mundo. Ejemplos de la lucha por libertad y la marginación. Defensa que, acercándonos a nuestro continente, hay poblaciones indígenas que aún se ven restringidos sus derechos por la exclusión y la discriminación que afecta vida, el acceso a la educación, a la atención médico sanitaria, a la vivienda digna, a la recreación. Una muestra que tuve oportunidad de conocer, donde las enfermedades, en particular la ceguera de los ríos son la constante, son los indios yanomanis de la sierra de Parima en el Estado de Amazonas de Venezuela y en el fronterizo Estado de Roraima de Brasil, posiblemente la etnia más marginada de Latinoamérica.

Tribus de mujeres y hombres que andan semidesnudos y se alimentan principalmente de orugas, larvas de escarabajos y avispas, termitas, hormigas y arañas.

El anhelo de libertad es contagioso, el progreso y la difusión de ideas libertarias han favorecido la lucha no necesariamente pacífica. Ir tras la igualdad de derechos de los pueblos alejados de los bienes que debe proveer el Estado.

El Censo de Población y Vivienda de 2020 de nuestro sufrido país reveló 7 millones 364 mil 650 personas de habla de alguna lengua indígena. No obstante que la comunicación terrestre ha facilitado el establecer servicios básicos, no se puede soslayar que, entre otras cosas, la agreste geografía, principalmente en los estados del sur existen comunidades alejadas de los bienes que goza la población urbana. Haciendo de lado motivos políticos que no me interesa tratar, el contexto de esta columna fue lo que motivó que surgiera el EZLN y un líder que comandara la insurrección contra el Estado mexicano. Si logró o no logró sus propósitos la incursión con armas rudimentarias es tema discutible. Aunque aún hay mucho por hacer, mi opinión es positiva al haber observado en 1998 durante una evaluación de un programa de Salud del Centro Carter en el Soconusco chiapaneco, construcción de escuelas, Centros de salud y agua entubada en las comunidades.

A 30 años del levantamiento el EZLN permanece vivo.

flokay33@gmail.com