/ domingo 26 de noviembre de 2023

Tiempos de Armonía y Tiempos Difíciles

“El pasado, como el futuro, es indefinido y existe sólo como espectro de posibilidades”. Stephen Hawking.

Se dice que el puente vacacional más largo del año es el “Guadalupe – Reyes” conteniendo las celebraciones navideñas y de año nuevo. Tal parece que el Buen Fin, calca del Black Friday estadounidense, adelantó la fecha. No es crítica a la imitación, es un proceso intercultural entre dos países que comparten tres mil kilómetros de frontera. Tanto hemos importado costumbres de ellos como ellos de nosotros, desde comer chile hasta las malas palabras pen… cab… chin... Interculturalidad resultado diversos elementos que se han dado, entre otros, la migración de paisanos y la era de la comunicación.

Nuestros vecinos emprenden las festividades de fin de año con una bella celebración de fondo religioso, el Día de Acción de Gracias celebrado el jueves próximo pasado, para el día siguiente, en el viernes negro, la avalancha de ansiosos compradores se lanza a las tiendas departamentales en pos de las ofertas. El tío Bill Leppert me decía que el anuncio de las fiestas navideñas lo hacía la naturaleza con la primera nevada invernal en el “midwest” norteamericano.

Lo bueno. Con el primer domingo de diciembre, la liturgia cristiana comienza la serie de cuatro domingos previos a la Natividad, periodo de Adviento que en lo religioso se refiere a la venida de Jesucristo como hijo de Dios. No obstante que es un acto de Fe, es un hecho que trasciende a los que carecen de la virtud teologal, asimismo es en los antirreligiosos, los renegados, los ateos y los agnósticos. Es la magia de un hecho histórico que cambió a la humanidad, un antes y un después del nacimiento de Jesús de Nazaret.

Lo malo. Desde mil años A. C. los fenicios asentados en la franja costera del levante mediterráneo dominaron el comercio del mar cuna de la civilización indoeuropea, pueblo navegante que tenía la flota más grande de su tiempo que le valía para comerciar con el mundo occidental de la época. Necesario comercio motor y generador de empleo y progreso. Lo malo es que, aunque en el pasado también existía, ahora, en la era de la comunicación, la penetrante publicidad han llevado al irreflexivo consumo excesivo de bienes innecesarios, alimentos de bajo contenido nutriente, excesos en bebidas alcohólicas, productos de vida efímera que pronto van a la basura, pseudo lujos que complacen vanidades, objetos que terminan en el olvido cuando hay tantos seres en el mundo que carecen de alimento y un techo digno para vivir.

Lo peor. Barruntos de tormenta se observan en el horizonte de nuestro maltratado país. Las campañas electorales que rematarán con las elecciones del 2 de junio, auguran que serán espinosas. Los insultos, rumores, descalificaciones, falsedades, exageraciones irán en crescendo. Lo peor será ante la gran posibilidad que el partido oficial sea el perdedor.

Conociendo los antecedentes de D. Manuel Andrés, situémonos en 1994 en la toma de 51 pozos petroleros cuando no fue elegido candidato del PRI a gobernador de Tabasco. En 2006 el plantón y bloqueo del Paseo de la Reforma de la capital del país porque, según él, le fue arrebatado el triunfo en favor de Felipe Calderón y más citas de innumerables de actos que alteraron la vida pública demuestran que el señor López no es persona que acepta una derrota, nunca la ha aceptado, lo que orilla a pronosticar tiempos difíciles para nuestra estropeada patria.

Por lo pronto, lo mejor es sonreírle al don de la vida.

flokay33@gmail.com

“El pasado, como el futuro, es indefinido y existe sólo como espectro de posibilidades”. Stephen Hawking.

Se dice que el puente vacacional más largo del año es el “Guadalupe – Reyes” conteniendo las celebraciones navideñas y de año nuevo. Tal parece que el Buen Fin, calca del Black Friday estadounidense, adelantó la fecha. No es crítica a la imitación, es un proceso intercultural entre dos países que comparten tres mil kilómetros de frontera. Tanto hemos importado costumbres de ellos como ellos de nosotros, desde comer chile hasta las malas palabras pen… cab… chin... Interculturalidad resultado diversos elementos que se han dado, entre otros, la migración de paisanos y la era de la comunicación.

Nuestros vecinos emprenden las festividades de fin de año con una bella celebración de fondo religioso, el Día de Acción de Gracias celebrado el jueves próximo pasado, para el día siguiente, en el viernes negro, la avalancha de ansiosos compradores se lanza a las tiendas departamentales en pos de las ofertas. El tío Bill Leppert me decía que el anuncio de las fiestas navideñas lo hacía la naturaleza con la primera nevada invernal en el “midwest” norteamericano.

Lo bueno. Con el primer domingo de diciembre, la liturgia cristiana comienza la serie de cuatro domingos previos a la Natividad, periodo de Adviento que en lo religioso se refiere a la venida de Jesucristo como hijo de Dios. No obstante que es un acto de Fe, es un hecho que trasciende a los que carecen de la virtud teologal, asimismo es en los antirreligiosos, los renegados, los ateos y los agnósticos. Es la magia de un hecho histórico que cambió a la humanidad, un antes y un después del nacimiento de Jesús de Nazaret.

Lo malo. Desde mil años A. C. los fenicios asentados en la franja costera del levante mediterráneo dominaron el comercio del mar cuna de la civilización indoeuropea, pueblo navegante que tenía la flota más grande de su tiempo que le valía para comerciar con el mundo occidental de la época. Necesario comercio motor y generador de empleo y progreso. Lo malo es que, aunque en el pasado también existía, ahora, en la era de la comunicación, la penetrante publicidad han llevado al irreflexivo consumo excesivo de bienes innecesarios, alimentos de bajo contenido nutriente, excesos en bebidas alcohólicas, productos de vida efímera que pronto van a la basura, pseudo lujos que complacen vanidades, objetos que terminan en el olvido cuando hay tantos seres en el mundo que carecen de alimento y un techo digno para vivir.

Lo peor. Barruntos de tormenta se observan en el horizonte de nuestro maltratado país. Las campañas electorales que rematarán con las elecciones del 2 de junio, auguran que serán espinosas. Los insultos, rumores, descalificaciones, falsedades, exageraciones irán en crescendo. Lo peor será ante la gran posibilidad que el partido oficial sea el perdedor.

Conociendo los antecedentes de D. Manuel Andrés, situémonos en 1994 en la toma de 51 pozos petroleros cuando no fue elegido candidato del PRI a gobernador de Tabasco. En 2006 el plantón y bloqueo del Paseo de la Reforma de la capital del país porque, según él, le fue arrebatado el triunfo en favor de Felipe Calderón y más citas de innumerables de actos que alteraron la vida pública demuestran que el señor López no es persona que acepta una derrota, nunca la ha aceptado, lo que orilla a pronosticar tiempos difíciles para nuestra estropeada patria.

Por lo pronto, lo mejor es sonreírle al don de la vida.

flokay33@gmail.com