/ lunes 15 de julio de 2019

De renuncias, de actitudes, de desbordamiento legislativo

La Renuncia Grave

1.- La renuncia de Don (sí don) Carlos a Hacienda, tiene mucho de grave. El hombre no aguanto y denuncio (como German) y se fue a una Universidad a trabajar. Recuerdo que en los tiempos pasados los señores Secretarios de Hacienda, eran, fueron respetados, reconocidos internacionalmente, expertos, conocedores. Don Carlos tenia eso reconocimiento, experiencia, madurez. Era una extraña y excelente designación del señor Andrés.

2.- Pero el señor denunció muchas cosas graves y seguramente no tuvo la complacencia del Ejecutivo y prefirió con valor, denunciar e irse (creo) sorpresivamente.

LA ACTITUD REVELADORA.

3.- A los pocos minutos se nombró a un joven Arturo Herrera, al parecer muy conocedor, pero (eterno, pero) la actitud reveladora de su rostro cuando fue presentado, indica, miedo, temor, inseguridad….

4.- Ya había sido corregido por el señor Andrés dos veces, pero además fue su empleado en la gestión de López Obrador como jefe de Gobierno de la Ciudad de México, fue Director general de Finanzas (2000-2004); y ocupó el puesto de secretario de Finanzas de la capital (2004-2006).

5.- Me parece que, a pesar de sus conocimientos, por su edad, no tiene la capacidad de oponerse a los mandatos que cada día hace el Ejecutivo. No creo que lo respete, por eso la actitud que tuvo, que no cuidó, revela algo grave por venir.

DEL DESBORDAMIENTO LEGISLATIVO.

6.- Los diputados de Baja California inauguraron una forma impresionante de destruir aquello de que el sufragio sea efectivo. El Gobernador electo por 2 años, ahora tendrá tres años más. No importo que no votara la ciudadanía, los diputados la regalaron más tiempo. Eso es monstruoso a nivel de violación constitucional. Si eso se copia podrían los legisladores federales hacer lo mismo con Andrés. Y hasta con el futbolista de Morelos. La cantada democracia tiene carta de defunción con esas actitudes. Insisto el peligro, es un poder legislativo así.

La Renuncia Grave

1.- La renuncia de Don (sí don) Carlos a Hacienda, tiene mucho de grave. El hombre no aguanto y denuncio (como German) y se fue a una Universidad a trabajar. Recuerdo que en los tiempos pasados los señores Secretarios de Hacienda, eran, fueron respetados, reconocidos internacionalmente, expertos, conocedores. Don Carlos tenia eso reconocimiento, experiencia, madurez. Era una extraña y excelente designación del señor Andrés.

2.- Pero el señor denunció muchas cosas graves y seguramente no tuvo la complacencia del Ejecutivo y prefirió con valor, denunciar e irse (creo) sorpresivamente.

LA ACTITUD REVELADORA.

3.- A los pocos minutos se nombró a un joven Arturo Herrera, al parecer muy conocedor, pero (eterno, pero) la actitud reveladora de su rostro cuando fue presentado, indica, miedo, temor, inseguridad….

4.- Ya había sido corregido por el señor Andrés dos veces, pero además fue su empleado en la gestión de López Obrador como jefe de Gobierno de la Ciudad de México, fue Director general de Finanzas (2000-2004); y ocupó el puesto de secretario de Finanzas de la capital (2004-2006).

5.- Me parece que, a pesar de sus conocimientos, por su edad, no tiene la capacidad de oponerse a los mandatos que cada día hace el Ejecutivo. No creo que lo respete, por eso la actitud que tuvo, que no cuidó, revela algo grave por venir.

DEL DESBORDAMIENTO LEGISLATIVO.

6.- Los diputados de Baja California inauguraron una forma impresionante de destruir aquello de que el sufragio sea efectivo. El Gobernador electo por 2 años, ahora tendrá tres años más. No importo que no votara la ciudadanía, los diputados la regalaron más tiempo. Eso es monstruoso a nivel de violación constitucional. Si eso se copia podrían los legisladores federales hacer lo mismo con Andrés. Y hasta con el futbolista de Morelos. La cantada democracia tiene carta de defunción con esas actitudes. Insisto el peligro, es un poder legislativo así.