/ martes 31 de agosto de 2021

Estrenando Show y Relevos en el Reparto

Como cada fin de semana, el presidente salió de paseo; suele decir que va a supervisar las obras que encomienda en cada estado, también que quiere comprobar cómo se distribuyen los recursos de los programas de gasto social y comer algún platillo del lugar típico para poder subir a redes sociales sus comentarios y apreciaciones, como si de un conocedor se tratara, acerca de la comida regional que le ofrecen.

En medio de los operativos de seguridad, bajo la responsabilidad del estado mayor presidencial (ya no se llama así pero son lo mismo), dándole uso a las camionetas que sustituyeron el Jeta y a la austeridad con la que vendió sus aspiraciones presidenciales; en esta ocasión el estreno fue en el estado de Chiapas y con una de las secciones de sus queridos aliados: la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación.

Cuando se dirigía al lugar de su encuentro con los reporteros en las instalaciones del cuartel militar no pudo llegar a la mañanera donde lo esperaban los integrantes del gabinete de seguridad y el gobernador del estado.

Como se podrán imaginar, los grupos políticos que un día le hacen fiesta porque los visita, en esta ocasión no lo dejaron entrar al cuartel militar, impidieron que llegara a la cita con los reporteros pero nadie tuvo preocupación por el incidente, adentro todos los mandos de la seguridad nacional esperando que los sindicalizados “le dieran permiso “de entrar al cuartel militar y como eso no sucedió, se comunicó vía celular con la conferencia de prensa… esa fue la nota”...

¿De verdad pensará que una simulación de esta naturaleza provoca inquietud entre los periodistas y los no periodistas que se reúnen todas las mañanas a escuchar los monólogos del presidente?

El presidente López, en breve, cumplirá 1000 días de gobierno y sigue diciendo que sus antecesores son los culpables de todo lo que no funciona en el país, que es casi todo lo que tiene que ver con sus decisiones, está ocupado en que se resuelva a su manera la ley de la revocación del mandato presidencial y pone a operar a todos los que le siguen (en montón) para que así suceda, en esta ocasión no le alcanzó y lo más probable es que esta situación se repita durante toda la próxima legislatura.

Los temas vitales del país no están en las listas de prioridades del presidente y los grupos con quienes arregla los repartos de recursos, las candidaturas y “lo que siga”, para la permanencia en los recintos del poder.

…Si para eso hay que renovar los actores a cuadro y los libretos, seguirán las simulaciones, las puestas en escena, los ensayos mientras los mexicanos siguen en espera de algo…

Los sectores productivos están en la dinámica que marca la vida de los mercados y cuidando no endeudarse con el socio implacable, para los que no son sus amigos, que están en el aparato de fiscalización, el universo de ciencia y tecnología ( lo que queda ) tratando de encontrar alianzas en la iniciativa privada o de plano fuera del país ( al gobierno actual no le importa lo que pueda pasar con los científicos), la infraestructura que trabaja es a pesar del gobierno mexicano o está en la lista de obras del presidente, por cierto todas desfasadas en los tiempos y en los costos propuestos por el propio presidente.

La recaudación fiscal disminuye y las ofertas del presidente para regalar dinero se incrementa... ¿de dónde va a salir el dinero para cumplir con esas promesas?

Las soluciones de corto y largo plazo para nuestra nación están en manos de la sociedad, siempre ha sido así pero hoy está más claro que nunca.

La propuesta es una agenda de diálogo social donde los interlocutores planteen los problemas que están necesitados de resolver y que se agravan por la intervención indolente del gobierno.

Donde los científicos retomen sus modelos metodológicos y de financiamiento en alianzas con organizaciones de la sociedad (el gobierno se acabó los recursos públicos en dar mantenimiento a su permanencia en el poder a cambio de pagar el silencio de los inconformes.)

Una agenda de diálogo social que se instrumenta en plataformas de redes sociales para generar espacios de vinculación productiva y consolidar ofertas productivas para nuevas generaciones de mexicanos que tienen visión y deseos de crecer y contribuir al crecimiento de la calidad de vida de los ciudadanos.

Tanta sociedad como sea posible.

Hasta la próxima PROSPECTIVA.

José Gerardo Mosqueda Martínez,

Presidente del Instituto de Administración Pública de Guanajuato

gmg@gerardomosqueda.com.mx gerardomosqueda/ mosquedagerardo

Como cada fin de semana, el presidente salió de paseo; suele decir que va a supervisar las obras que encomienda en cada estado, también que quiere comprobar cómo se distribuyen los recursos de los programas de gasto social y comer algún platillo del lugar típico para poder subir a redes sociales sus comentarios y apreciaciones, como si de un conocedor se tratara, acerca de la comida regional que le ofrecen.

En medio de los operativos de seguridad, bajo la responsabilidad del estado mayor presidencial (ya no se llama así pero son lo mismo), dándole uso a las camionetas que sustituyeron el Jeta y a la austeridad con la que vendió sus aspiraciones presidenciales; en esta ocasión el estreno fue en el estado de Chiapas y con una de las secciones de sus queridos aliados: la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación.

Cuando se dirigía al lugar de su encuentro con los reporteros en las instalaciones del cuartel militar no pudo llegar a la mañanera donde lo esperaban los integrantes del gabinete de seguridad y el gobernador del estado.

Como se podrán imaginar, los grupos políticos que un día le hacen fiesta porque los visita, en esta ocasión no lo dejaron entrar al cuartel militar, impidieron que llegara a la cita con los reporteros pero nadie tuvo preocupación por el incidente, adentro todos los mandos de la seguridad nacional esperando que los sindicalizados “le dieran permiso “de entrar al cuartel militar y como eso no sucedió, se comunicó vía celular con la conferencia de prensa… esa fue la nota”...

¿De verdad pensará que una simulación de esta naturaleza provoca inquietud entre los periodistas y los no periodistas que se reúnen todas las mañanas a escuchar los monólogos del presidente?

El presidente López, en breve, cumplirá 1000 días de gobierno y sigue diciendo que sus antecesores son los culpables de todo lo que no funciona en el país, que es casi todo lo que tiene que ver con sus decisiones, está ocupado en que se resuelva a su manera la ley de la revocación del mandato presidencial y pone a operar a todos los que le siguen (en montón) para que así suceda, en esta ocasión no le alcanzó y lo más probable es que esta situación se repita durante toda la próxima legislatura.

Los temas vitales del país no están en las listas de prioridades del presidente y los grupos con quienes arregla los repartos de recursos, las candidaturas y “lo que siga”, para la permanencia en los recintos del poder.

…Si para eso hay que renovar los actores a cuadro y los libretos, seguirán las simulaciones, las puestas en escena, los ensayos mientras los mexicanos siguen en espera de algo…

Los sectores productivos están en la dinámica que marca la vida de los mercados y cuidando no endeudarse con el socio implacable, para los que no son sus amigos, que están en el aparato de fiscalización, el universo de ciencia y tecnología ( lo que queda ) tratando de encontrar alianzas en la iniciativa privada o de plano fuera del país ( al gobierno actual no le importa lo que pueda pasar con los científicos), la infraestructura que trabaja es a pesar del gobierno mexicano o está en la lista de obras del presidente, por cierto todas desfasadas en los tiempos y en los costos propuestos por el propio presidente.

La recaudación fiscal disminuye y las ofertas del presidente para regalar dinero se incrementa... ¿de dónde va a salir el dinero para cumplir con esas promesas?

Las soluciones de corto y largo plazo para nuestra nación están en manos de la sociedad, siempre ha sido así pero hoy está más claro que nunca.

La propuesta es una agenda de diálogo social donde los interlocutores planteen los problemas que están necesitados de resolver y que se agravan por la intervención indolente del gobierno.

Donde los científicos retomen sus modelos metodológicos y de financiamiento en alianzas con organizaciones de la sociedad (el gobierno se acabó los recursos públicos en dar mantenimiento a su permanencia en el poder a cambio de pagar el silencio de los inconformes.)

Una agenda de diálogo social que se instrumenta en plataformas de redes sociales para generar espacios de vinculación productiva y consolidar ofertas productivas para nuevas generaciones de mexicanos que tienen visión y deseos de crecer y contribuir al crecimiento de la calidad de vida de los ciudadanos.

Tanta sociedad como sea posible.

Hasta la próxima PROSPECTIVA.

José Gerardo Mosqueda Martínez,

Presidente del Instituto de Administración Pública de Guanajuato

gmg@gerardomosqueda.com.mx gerardomosqueda/ mosquedagerardo