/ lunes 14 de octubre de 2019

Prospectiva

600 días y descontando

La vida interna de los partidos políticos en nuestro país es una caja de sorpresas.

Cuando los grupos que controlan los partidos se ven amenazados o tienen la mínima preocupación de perder las cuotas de poder… sucede lo impredecible.

De esas muchas sorpresas veremos en los próximos días, no piense usted qué seiscientos son muchos días para la vida interna de un partido; especialmente cuando las dinámicas del poder tienen en estado de alerta a todos los controladores de los grupos internos a los institutos políticos.

MORENA tendrá elecciones internas el mes de noviembre próximo, si no se sale con la suya la presidenta actual Yeidckol Polevnsky y logra que se posponga la asamblea de elecciones.

Uno de los problemas de partido del presidente (literalmente) es que nadie tiene idea de qué pasa con los padrones de militantes. Lo mismo que sucede con todos los otros institutos políticos. No es en vano la instrucción del presidente López de que se olviden de los padrones y lo resuelvan con encuestas. Como si esa fuera en realidad una solución; de los cuatro que quieren la presidencia de los morenos obedecen a líneas de acción diferentes, con contenidos ideológicos y de visión del poder también diferente. Mientras tanto las presiones internas suben de nivel como en Jalisco que intentaron presionar a balazos (no con abrazos) los resultados de las asambleas distritales.

A todos los partidos les apremia tener definiciones internas, para ninguno es una buena idea seguir con un presidente sin contrapesos en sus decisiones pero sobre todo sin idea de que sigue en la agenda política del país.

Por más que el presidente quiera minimizar los indicadores de la economía, el país no tiene buen pronóstico de crecimiento en lo que resta del sexenio. (Con trescientos días de gobierno).

El debate interno de los demás partidos tiene características similares; el PAN tiene un presidente que sigue sin encontrar la medida de sus retos, empeñado en dirigir un partido que no le reconoce liderazgo y aunque gobierna en varios estados del país, sus gobernadores quisieran tener al presidente de su partido buscando cómo tener presencia significativa en su natal Michoacán, antes que en la dirigencia nacional. El del PRI fue electo en la asamblea más disminuida de que tengan memoria los propios militantes... cargado de cuestionamientos pero ya tiene un presidente electo en asamblea ahora lo que faltan son los militantes que le hagan caso... la mayoría ya están negociando posiciones para las elecciones intermedias en MORENA. Del PRD ya no hay materia para hacer comentarios y los demás siguen en su dinámica de ser satélites del partido en el poder (en turno).

Sin embargo, los tiempos electorales están por venir y pese al desprestigio de los partidos y el malestar de la sociedad con la actuación de los mismos, hay una campaña que se alimenta cada semana con los dineros de los impuestos que pagan los mexicanos. El dinero que se distribuye a través de los programas de gasto social mantiene altos los niveles de aceptación de la gestión del presidente López.

El amplio grupo de mexicanos que reciben los beneficios de ese dinero quiere que las cosas en el país sigan igual y si se puede mejor... es decir que se reparta más dinero.

El populismo del presidente no tiene límite y está regresando la agenda política el predominio de los partidos por encima de los hartazgos de la sociedad. Es decir, la polarización de la sociedad en beneficio de su operación política.

En el tiempo que les queda es posible que surjan nuevos liderazgos de la sociedad, jóvenes, conocedores de la política pero sobre todo ciudadanos fastidiados de leer todos los días mensajes demagógicos, insulsos y sin más dirección que el control de las simpatías políticas; a menos que empecemos a ver la acción organizada de la sociedad, desde sus estructuras intermedias y con la capacidad de negociar como los contrapesos en la dinámica del poder sean en beneficio del crecimiento económico del país, de una mejor calidad de vida y del respeto de los derechos humanos..

Hasta la próxima PROSPECTIVA.

Presidente del Instituto de Administración Pública de Guanajuato

presidente@iapguanajuato.org, gmg@gerardomosqueda.com.mx

gerardomosqueda/ mosquedagerardo

600 días y descontando

La vida interna de los partidos políticos en nuestro país es una caja de sorpresas.

Cuando los grupos que controlan los partidos se ven amenazados o tienen la mínima preocupación de perder las cuotas de poder… sucede lo impredecible.

De esas muchas sorpresas veremos en los próximos días, no piense usted qué seiscientos son muchos días para la vida interna de un partido; especialmente cuando las dinámicas del poder tienen en estado de alerta a todos los controladores de los grupos internos a los institutos políticos.

MORENA tendrá elecciones internas el mes de noviembre próximo, si no se sale con la suya la presidenta actual Yeidckol Polevnsky y logra que se posponga la asamblea de elecciones.

Uno de los problemas de partido del presidente (literalmente) es que nadie tiene idea de qué pasa con los padrones de militantes. Lo mismo que sucede con todos los otros institutos políticos. No es en vano la instrucción del presidente López de que se olviden de los padrones y lo resuelvan con encuestas. Como si esa fuera en realidad una solución; de los cuatro que quieren la presidencia de los morenos obedecen a líneas de acción diferentes, con contenidos ideológicos y de visión del poder también diferente. Mientras tanto las presiones internas suben de nivel como en Jalisco que intentaron presionar a balazos (no con abrazos) los resultados de las asambleas distritales.

A todos los partidos les apremia tener definiciones internas, para ninguno es una buena idea seguir con un presidente sin contrapesos en sus decisiones pero sobre todo sin idea de que sigue en la agenda política del país.

Por más que el presidente quiera minimizar los indicadores de la economía, el país no tiene buen pronóstico de crecimiento en lo que resta del sexenio. (Con trescientos días de gobierno).

El debate interno de los demás partidos tiene características similares; el PAN tiene un presidente que sigue sin encontrar la medida de sus retos, empeñado en dirigir un partido que no le reconoce liderazgo y aunque gobierna en varios estados del país, sus gobernadores quisieran tener al presidente de su partido buscando cómo tener presencia significativa en su natal Michoacán, antes que en la dirigencia nacional. El del PRI fue electo en la asamblea más disminuida de que tengan memoria los propios militantes... cargado de cuestionamientos pero ya tiene un presidente electo en asamblea ahora lo que faltan son los militantes que le hagan caso... la mayoría ya están negociando posiciones para las elecciones intermedias en MORENA. Del PRD ya no hay materia para hacer comentarios y los demás siguen en su dinámica de ser satélites del partido en el poder (en turno).

Sin embargo, los tiempos electorales están por venir y pese al desprestigio de los partidos y el malestar de la sociedad con la actuación de los mismos, hay una campaña que se alimenta cada semana con los dineros de los impuestos que pagan los mexicanos. El dinero que se distribuye a través de los programas de gasto social mantiene altos los niveles de aceptación de la gestión del presidente López.

El amplio grupo de mexicanos que reciben los beneficios de ese dinero quiere que las cosas en el país sigan igual y si se puede mejor... es decir que se reparta más dinero.

El populismo del presidente no tiene límite y está regresando la agenda política el predominio de los partidos por encima de los hartazgos de la sociedad. Es decir, la polarización de la sociedad en beneficio de su operación política.

En el tiempo que les queda es posible que surjan nuevos liderazgos de la sociedad, jóvenes, conocedores de la política pero sobre todo ciudadanos fastidiados de leer todos los días mensajes demagógicos, insulsos y sin más dirección que el control de las simpatías políticas; a menos que empecemos a ver la acción organizada de la sociedad, desde sus estructuras intermedias y con la capacidad de negociar como los contrapesos en la dinámica del poder sean en beneficio del crecimiento económico del país, de una mejor calidad de vida y del respeto de los derechos humanos..

Hasta la próxima PROSPECTIVA.

Presidente del Instituto de Administración Pública de Guanajuato

presidente@iapguanajuato.org, gmg@gerardomosqueda.com.mx

gerardomosqueda/ mosquedagerardo

ÚLTIMASCOLUMNAS
martes 15 de septiembre de 2020

Prospectiva

Gerardo Mosqueda Martínez

martes 08 de septiembre de 2020

Prospectiva

Gerardo Mosqueda Martínez

martes 01 de septiembre de 2020

Prospectiva

Gerardo Mosqueda Martínez

Cargar Más