/ martes 6 de julio de 2021

Prospectiva

Nada de mentiras. ¿Ok?

¡De acuerdo!

Llegamos a la mitad de la gestión de gobierno del presidente López y aunque seguiremos escuchando las comparaciones de cómo se hacía la política antes y cómo se hace ahora, los mensajes del gobierno han perdido fuerza, no convocan más que a los que siempre se les ha llamado votos duros y cuando el presidente presume que está feliz, feliz, feliz... parece comunicar lo contrario.

Los mensajes mañaneros dejaron de ser el eje de los temas que sirven para distraer la opinión de los mexicanos y ahora hay que aderezarlos con nuevas secciones, otras voces, otras caras que no le alcancen a “quitar los reflectores” al presidente... entre los tripulantes de la agenda del presidente no está permitido que propongan asuntos de estado, decisiones estructurales, proyectos institucionales, asuntos del estado mexicano... eso no, de ninguna manera... cada vez que han tenido que entrar en esos temas, el presidente se enreda, pierde los papeles y termina con la misma salida de siempre... sus enemigos, los conservadores, la clase media, los aspiracionistas...

Después de casi tres años sus tripulantes ya se convencieron de que al presidente hay que proponerle seguir en campaña y descalificando a todo el que se anime a pensar diferente a él y le acercan ideas que lo retroalimentan en sus limitaciones así que tendremos mañaneras de lunes a viernes y paseos por el país de viernes a domingo lo que resta del sexenio.

La semana que concluyó estará enmarcada por un enésimo informe del presidente sin contenido de resultados de su gestión, repasando indicadores macroeconómicos superficialmente y la nueva sección de apología sobre las mentiras de los periodistas.

A la mitad del camino de su responsabilidad ante los mexicanos el presidente comunica su principal preocupación: los contenidos de una encuesta de percepción gubernamental y por ningún lado apareció alguna relación de obras, acciones, decisiones que den razón de su gestión como presidente.

Por desgracia los problemas se acumulan y las mentiras también. Precisamente lo que propone cuestionar a los periodistas es lo que más acumula en su mensaje de todos los días... mentir.

A los padres de familia, que el subsecretario de salud, califica como golpistas, les sigue mintiendo con el abasto de medicamentos para atender a los niños con cáncer, la indolencia del poder ejecutivo está costando la vida de personas inocentes que hoy son criminalízalos por el poder ejecutivo que solo atina a decir nuevas mentiras mientras mueren porque no hay tratamientos porque el gobierno no sabe, no quiere, no puede resolver el abasto de medicamentos, no solo oncológicos, para los mexicanos.

Estamos en la proximidad de una tercera ola de contagios, con variantes, como la Delta, que ha sido descrita por científicos como más contagiosa, paulatinamente sube el número de contagiados, también de hospitalizados en algunas zonas del país, principalmente en la CDMX; mientras que para el presidente el tema prioritario está en los contenidos de los columnistas que no escriben elogios a su persona... así que ocupa su tiempo en “dar indicaciones” a los que patrocina con recursos públicos para que se multiplique la confrontación, la polarización entre los comunicadores.

La auditoría superior de la federación que está trabajando en la revisión del gasto gubernamental del ejercicio 2020 ha encontrado más de 500 millones en desfalcos y solo ha revisado, hasta hoy, el 10% del ejercicio. Hay más de 40 pliegos de observaciones hechas por los auditores. El presidente está ocupado en la promoción de una consulta que le costaría al erario más de nueve mil millones de pesos. ¿Para qué?

Los intérpretes de la dialéctica con la que le indican la agenda al presidente llegaron a la conclusión de revertir con mentiras los señalamientos que hacen los periodistas a propósito de las mentiras del presidente y de todos los que se quieran alinearse en la dirección política que ha tomado el gobierno en lo que, ya es, la curva de bajada de su gestión gubernamental.

¿Qué fue lo que festejó el presidente y su MORENA?

Hasta la próxima PROSPECTIVA.

José Gerardo Mosqueda Martínez,

Presidente del Instituto de Administración Pública de Guanajuato

gmg@gerardomosqueda.com.mx

FB gerardomosqueda / TW mosquedagerardo

Nada de mentiras. ¿Ok?

¡De acuerdo!

Llegamos a la mitad de la gestión de gobierno del presidente López y aunque seguiremos escuchando las comparaciones de cómo se hacía la política antes y cómo se hace ahora, los mensajes del gobierno han perdido fuerza, no convocan más que a los que siempre se les ha llamado votos duros y cuando el presidente presume que está feliz, feliz, feliz... parece comunicar lo contrario.

Los mensajes mañaneros dejaron de ser el eje de los temas que sirven para distraer la opinión de los mexicanos y ahora hay que aderezarlos con nuevas secciones, otras voces, otras caras que no le alcancen a “quitar los reflectores” al presidente... entre los tripulantes de la agenda del presidente no está permitido que propongan asuntos de estado, decisiones estructurales, proyectos institucionales, asuntos del estado mexicano... eso no, de ninguna manera... cada vez que han tenido que entrar en esos temas, el presidente se enreda, pierde los papeles y termina con la misma salida de siempre... sus enemigos, los conservadores, la clase media, los aspiracionistas...

Después de casi tres años sus tripulantes ya se convencieron de que al presidente hay que proponerle seguir en campaña y descalificando a todo el que se anime a pensar diferente a él y le acercan ideas que lo retroalimentan en sus limitaciones así que tendremos mañaneras de lunes a viernes y paseos por el país de viernes a domingo lo que resta del sexenio.

La semana que concluyó estará enmarcada por un enésimo informe del presidente sin contenido de resultados de su gestión, repasando indicadores macroeconómicos superficialmente y la nueva sección de apología sobre las mentiras de los periodistas.

A la mitad del camino de su responsabilidad ante los mexicanos el presidente comunica su principal preocupación: los contenidos de una encuesta de percepción gubernamental y por ningún lado apareció alguna relación de obras, acciones, decisiones que den razón de su gestión como presidente.

Por desgracia los problemas se acumulan y las mentiras también. Precisamente lo que propone cuestionar a los periodistas es lo que más acumula en su mensaje de todos los días... mentir.

A los padres de familia, que el subsecretario de salud, califica como golpistas, les sigue mintiendo con el abasto de medicamentos para atender a los niños con cáncer, la indolencia del poder ejecutivo está costando la vida de personas inocentes que hoy son criminalízalos por el poder ejecutivo que solo atina a decir nuevas mentiras mientras mueren porque no hay tratamientos porque el gobierno no sabe, no quiere, no puede resolver el abasto de medicamentos, no solo oncológicos, para los mexicanos.

Estamos en la proximidad de una tercera ola de contagios, con variantes, como la Delta, que ha sido descrita por científicos como más contagiosa, paulatinamente sube el número de contagiados, también de hospitalizados en algunas zonas del país, principalmente en la CDMX; mientras que para el presidente el tema prioritario está en los contenidos de los columnistas que no escriben elogios a su persona... así que ocupa su tiempo en “dar indicaciones” a los que patrocina con recursos públicos para que se multiplique la confrontación, la polarización entre los comunicadores.

La auditoría superior de la federación que está trabajando en la revisión del gasto gubernamental del ejercicio 2020 ha encontrado más de 500 millones en desfalcos y solo ha revisado, hasta hoy, el 10% del ejercicio. Hay más de 40 pliegos de observaciones hechas por los auditores. El presidente está ocupado en la promoción de una consulta que le costaría al erario más de nueve mil millones de pesos. ¿Para qué?

Los intérpretes de la dialéctica con la que le indican la agenda al presidente llegaron a la conclusión de revertir con mentiras los señalamientos que hacen los periodistas a propósito de las mentiras del presidente y de todos los que se quieran alinearse en la dirección política que ha tomado el gobierno en lo que, ya es, la curva de bajada de su gestión gubernamental.

¿Qué fue lo que festejó el presidente y su MORENA?

Hasta la próxima PROSPECTIVA.

José Gerardo Mosqueda Martínez,

Presidente del Instituto de Administración Pública de Guanajuato

gmg@gerardomosqueda.com.mx

FB gerardomosqueda / TW mosquedagerardo