/ martes 13 de julio de 2021

Prospectiva

Corrupción para el Bienestar...

Nunca se habrá de hablar lo suficiente acerca de la corrupción en nuestro país, creo que nadie discute cómo fue el encubrimiento para los funcionarios de sexenios anteriores, la impunidad en su máxima expresión y casi siempre se encontró el mecanismo, la trampa, la interpretación de la norma... Para salir al paso con las acusaciones.

Desde que el presidente López gana la elección casi todos los días del tiempo de su mandato ha dedicado miles de horas a decir, que en su gobierno se terminará con la corrupción, con la impunidad... cualquier tema es un buen pretexto para hacer alarde de las diferencias entre los sexenios de antes y su actual mandato; resulta que llegó a la mitad del tiempo que le ampara la constitución como presidente de México y no ha cambiado su mensaje evasivo y por miles de ocasiones, mentiroso.

Los mensajes del presidente no son congruentes y aunque siga culpando a sus antecesores hoy vivimos padeciendo la indolencia, la incompetencia de la administración federal actual; con un “gabinete florero” sin margen de acción y un presidente y sus acompañantes de la “burbuja” con muchas tallas por debajo de las exigencias de un país que está en las 15 primeras economías del mundo.

Pese a que se prevé un repunte en la inflación hoy tenemos que valorar con toda responsabilidad las disrupciones globales como la tercera ola de contagios por COVID 19, en especial por la variante Delta para tomar las precauciones que en las dos olas anteriores no se tomaron.

La reacción que muchos países han tenido está en función directa al esfuerzo por inmunizar al mayor número de personas antes que esta tercera ola genere los estragos que ya nadie quiere ver pero que lamentablemente, en cuestión de días viviremos nuevamente.

Volveremos a los mensajes mentirosos del subsecretario de salud también todos los días, seguirá el gobierno federal justificando su incompetencia en el manejo de la crisis sanitaria después de que somos el cuarto lugar entre los países con mayor número de muertes derivadas del contagio.

La sociedad mexicana tiene nuevos retos que atender en el corto plazo, especialmente en materia de seguridad, salud, educación, economía familiar, no solo los macro indicadores y los escenarios internacionales y se requieren mexicanos con talento y con sentido de responsabilidad mismos que por el momento no se cuentan en el gabinete presidencial y si lo son; parecen sometidos a una voluntad enferma de poder e incapaz de reaccionar ante los daños irreparables que sus decisiones producen.

Una vez que terminen los litigios postelectorales y termine por cerrarse el proceso entraremos a la etapa de formar gobierno, estaremos ante un nuevo reto como país: comunicarle a la sociedad mexicana que las nuevas autoridades ejecutivas y legislativas se pueden poner de acuerdo en hacer las cosas de manera diferente, es decir, responsable, honesta, eficiente, con sentido ético, sin banderas partidistas y particularmente sin ensayos. En efecto, no hay tiempo para ensayar.

¿Estará la autoridad federal a la altura de estas nuevas exigencias después de tres años en los que ha prevalecido la indolencia, la irresponsabilidad, la insensibilidad, especialmente con los que menos tienen, con los que menos pueden , con los que menos saben ?

Por el momento la iniciativa de gasto presupuestal del ejecutivo federal no parece tener cambios sustantivos... sigue desmantelando los organismos autónomos y destrozando el sistema de salud del país.

Bienestar será la palabra más veces repetida en los discursos del ejecutivo federal y también será la más lejana a la realidad de las familias mexicanas que están viendo cómo no es posible resolver el gasto ordinario de sus hogares, la imposibilidad de atender sus problemas de salud, simplemente no les alcanza para atender sus necesidades básicas.

Pero el presidente también padece una fijación en esa palabra programas de bienestar, Banco del bienestar y hasta piensa vender “gas bienestar” a domicilio dentro de tres meses... durante el tiempo de la actual administración del presidente López, PEMEX produce 37% menos gas LP que el que se producía en 2017... La producción bajó 26% en resumen dependemos de las importaciones de gas... de donde va a salir la materia para entregarles gas barato a las familias mexicanas.

En materia económica sólo podemos hablar de un sexenio perdido, nos tomará otro sexenio regresar a los índices económicos del 2018 así que por más que estiremos la palabra bienestar no hay manera de recuperación si seguimos con decisiones absurdas.

Hasta la próxima PROSPECTIVA.

José Gerardo Mosqueda Martínez,

Presidente del Instituto de Administración Pública de Guanajuato

gmg@gerardomosqueda.com.mx

FB gerardomosqueda/ TW mosquedagerardo

Corrupción para el Bienestar...

Nunca se habrá de hablar lo suficiente acerca de la corrupción en nuestro país, creo que nadie discute cómo fue el encubrimiento para los funcionarios de sexenios anteriores, la impunidad en su máxima expresión y casi siempre se encontró el mecanismo, la trampa, la interpretación de la norma... Para salir al paso con las acusaciones.

Desde que el presidente López gana la elección casi todos los días del tiempo de su mandato ha dedicado miles de horas a decir, que en su gobierno se terminará con la corrupción, con la impunidad... cualquier tema es un buen pretexto para hacer alarde de las diferencias entre los sexenios de antes y su actual mandato; resulta que llegó a la mitad del tiempo que le ampara la constitución como presidente de México y no ha cambiado su mensaje evasivo y por miles de ocasiones, mentiroso.

Los mensajes del presidente no son congruentes y aunque siga culpando a sus antecesores hoy vivimos padeciendo la indolencia, la incompetencia de la administración federal actual; con un “gabinete florero” sin margen de acción y un presidente y sus acompañantes de la “burbuja” con muchas tallas por debajo de las exigencias de un país que está en las 15 primeras economías del mundo.

Pese a que se prevé un repunte en la inflación hoy tenemos que valorar con toda responsabilidad las disrupciones globales como la tercera ola de contagios por COVID 19, en especial por la variante Delta para tomar las precauciones que en las dos olas anteriores no se tomaron.

La reacción que muchos países han tenido está en función directa al esfuerzo por inmunizar al mayor número de personas antes que esta tercera ola genere los estragos que ya nadie quiere ver pero que lamentablemente, en cuestión de días viviremos nuevamente.

Volveremos a los mensajes mentirosos del subsecretario de salud también todos los días, seguirá el gobierno federal justificando su incompetencia en el manejo de la crisis sanitaria después de que somos el cuarto lugar entre los países con mayor número de muertes derivadas del contagio.

La sociedad mexicana tiene nuevos retos que atender en el corto plazo, especialmente en materia de seguridad, salud, educación, economía familiar, no solo los macro indicadores y los escenarios internacionales y se requieren mexicanos con talento y con sentido de responsabilidad mismos que por el momento no se cuentan en el gabinete presidencial y si lo son; parecen sometidos a una voluntad enferma de poder e incapaz de reaccionar ante los daños irreparables que sus decisiones producen.

Una vez que terminen los litigios postelectorales y termine por cerrarse el proceso entraremos a la etapa de formar gobierno, estaremos ante un nuevo reto como país: comunicarle a la sociedad mexicana que las nuevas autoridades ejecutivas y legislativas se pueden poner de acuerdo en hacer las cosas de manera diferente, es decir, responsable, honesta, eficiente, con sentido ético, sin banderas partidistas y particularmente sin ensayos. En efecto, no hay tiempo para ensayar.

¿Estará la autoridad federal a la altura de estas nuevas exigencias después de tres años en los que ha prevalecido la indolencia, la irresponsabilidad, la insensibilidad, especialmente con los que menos tienen, con los que menos pueden , con los que menos saben ?

Por el momento la iniciativa de gasto presupuestal del ejecutivo federal no parece tener cambios sustantivos... sigue desmantelando los organismos autónomos y destrozando el sistema de salud del país.

Bienestar será la palabra más veces repetida en los discursos del ejecutivo federal y también será la más lejana a la realidad de las familias mexicanas que están viendo cómo no es posible resolver el gasto ordinario de sus hogares, la imposibilidad de atender sus problemas de salud, simplemente no les alcanza para atender sus necesidades básicas.

Pero el presidente también padece una fijación en esa palabra programas de bienestar, Banco del bienestar y hasta piensa vender “gas bienestar” a domicilio dentro de tres meses... durante el tiempo de la actual administración del presidente López, PEMEX produce 37% menos gas LP que el que se producía en 2017... La producción bajó 26% en resumen dependemos de las importaciones de gas... de donde va a salir la materia para entregarles gas barato a las familias mexicanas.

En materia económica sólo podemos hablar de un sexenio perdido, nos tomará otro sexenio regresar a los índices económicos del 2018 así que por más que estiremos la palabra bienestar no hay manera de recuperación si seguimos con decisiones absurdas.

Hasta la próxima PROSPECTIVA.

José Gerardo Mosqueda Martínez,

Presidente del Instituto de Administración Pública de Guanajuato

gmg@gerardomosqueda.com.mx

FB gerardomosqueda/ TW mosquedagerardo