/ martes 23 de noviembre de 2021

Prospectiva

Hablaron Entre Iguales… ¡Hay que Esperar!

La cumbre de jefes de estado de Norteamérica será un tema del que seguiremos hablando por varios días, no dejará de ser un tema de especial interés que de manera bilateral se estén estudiando las prioridades de los gobiernos, pero sobre todo las prioridades que se derivan de las expectativas que los sectores productivos tienen para confiar en el futuro de sus inversiones.

Coincido con muchas opiniones que vieron a un presidente López actuando con la propiedad de un jefe de estado... lejos de enfatizar si sabía sentarse o le quedaba grande el mueble donde se sentaron a conversar los presidentes.

El discurso preparado por la estructura de asesores de la cancillería y los protocolos seguidos al pie de la letra le ayudaron al presidente con los contenidos de sus mensajes ante los otros presidentes.

Los temas para un acuerdo trilateral fueron tratados y en un formato de tres monólogos cada presidente dijo lo que priorizo que tenía que decir, a los tres les salieron bien sus mensajes, ninguno tiene duda de la amenaza de China en la economía de América.

Desde luego que los mensajes son para todos los interlocutores de los tres países, en el caso de Estados Unidos los contenidos estuvieron siempre en planas interiores y destacaron alguna idea de lo manejado por el presidente Biden, en el caso de México el tema siempre estuvo en primeras planas y destacaron como el tema principal de la agenda del presidente, más allá del anecdotario: si se peinó, si se sabía sentar en un sillón de la Casa Blanca, si tuvo acarreados para que le cantaran las mañanitas, nada que salga del perfil de un populista en la capital de Estados Unidos.

Insistir sobre las condiciones de los migrantes ha sido el tema durante décadas, hoy no fue la excepción, se oyó bien el presidente en destacar el tema, lo volvió a tratar en privado con la vicepresidenta de Estados Unidos, hasta le contaron que ingresaría al congreso alguna propuesta con intención de mejorar las condiciones de los migrantes y hasta el presidente mexicano les felicitó por una iniciativa en el congreso sobre el tema… la iniciativa aún no se manda al congreso y tampoco está claro cuándo pueda suceder eso; en términos diplomáticos el tema está atendido.. Nada más que agregar.

Es verdad que nuestra expectativa de crecimiento económico depende de la conducta económica de los Estados Unidos y por lo pronto los pronósticos de crecimiento de ese país están muy bien definidos, desgraciadamente no se puede decir lo mismo respecto al crecimiento económico de nuestro país.

Los mensajes que comunica el gobierno mexicano son de crecimiento de la inflación hasta 7% o más para el cierre del año y cada vez más reservas y precauciones de los inversionistas derivados de la agenda legislativa del presidente tanto para el manejo de los presupuestos como las iniciativas de ley en materia de energía.. Desgraciadamente solo son mensajes que generan incertidumbre y desalientan las inversiones.

Los discursos estuvieron adecuados a las circunstancias y terminaron atendiendo los temas de sus respectivas agendas.

Las decisiones de los presidentes de Canadá y de Estados Unidos generan confianza en los inversionistas, las del presidente de México generan incertidumbre. Solo por compartir un ejemplo... la incapacidad de instrumentar la iniciativa de ley eléctrica antes de los presupuestos... antes de la cumbre de jefes de estado... manda el tema para el próximo año y sin dejar claro una estrategia que involucre a los inversionistas en la generación de energías limpias, mientras hay en litigios inversiones por más de siete mil millones de dólares y el mensaje del presidente es volver a las economías de los años 70’s.

Quien puede tener confianza en invertir con estos contrastes esquizofrénicos de un presidente que sonríe y manda mensajes de odio y confrontación al mismo tiempo.

Supongamos que se cumplió con la agenda internacional correspondiente para nuestras relaciones con los países del norte del continente y al día siguiente regresamos al pasado histórico y a las efemérides que tanto le gustan al presidente de México para hablar de la revolución mexicana, que es un pleito entre ladrones, elevado a rango de “transformación”…

Hasta la próxima PROSPECTIVA.

José Gerardo Mosqueda Martínez,

Presidente del Instituto de Administración Pública de Guanajuato

gmg@gerardomosqueda.com.mx

FB gerardomosqueda

TW mosquedagerardo

Hablaron Entre Iguales… ¡Hay que Esperar!

La cumbre de jefes de estado de Norteamérica será un tema del que seguiremos hablando por varios días, no dejará de ser un tema de especial interés que de manera bilateral se estén estudiando las prioridades de los gobiernos, pero sobre todo las prioridades que se derivan de las expectativas que los sectores productivos tienen para confiar en el futuro de sus inversiones.

Coincido con muchas opiniones que vieron a un presidente López actuando con la propiedad de un jefe de estado... lejos de enfatizar si sabía sentarse o le quedaba grande el mueble donde se sentaron a conversar los presidentes.

El discurso preparado por la estructura de asesores de la cancillería y los protocolos seguidos al pie de la letra le ayudaron al presidente con los contenidos de sus mensajes ante los otros presidentes.

Los temas para un acuerdo trilateral fueron tratados y en un formato de tres monólogos cada presidente dijo lo que priorizo que tenía que decir, a los tres les salieron bien sus mensajes, ninguno tiene duda de la amenaza de China en la economía de América.

Desde luego que los mensajes son para todos los interlocutores de los tres países, en el caso de Estados Unidos los contenidos estuvieron siempre en planas interiores y destacaron alguna idea de lo manejado por el presidente Biden, en el caso de México el tema siempre estuvo en primeras planas y destacaron como el tema principal de la agenda del presidente, más allá del anecdotario: si se peinó, si se sabía sentar en un sillón de la Casa Blanca, si tuvo acarreados para que le cantaran las mañanitas, nada que salga del perfil de un populista en la capital de Estados Unidos.

Insistir sobre las condiciones de los migrantes ha sido el tema durante décadas, hoy no fue la excepción, se oyó bien el presidente en destacar el tema, lo volvió a tratar en privado con la vicepresidenta de Estados Unidos, hasta le contaron que ingresaría al congreso alguna propuesta con intención de mejorar las condiciones de los migrantes y hasta el presidente mexicano les felicitó por una iniciativa en el congreso sobre el tema… la iniciativa aún no se manda al congreso y tampoco está claro cuándo pueda suceder eso; en términos diplomáticos el tema está atendido.. Nada más que agregar.

Es verdad que nuestra expectativa de crecimiento económico depende de la conducta económica de los Estados Unidos y por lo pronto los pronósticos de crecimiento de ese país están muy bien definidos, desgraciadamente no se puede decir lo mismo respecto al crecimiento económico de nuestro país.

Los mensajes que comunica el gobierno mexicano son de crecimiento de la inflación hasta 7% o más para el cierre del año y cada vez más reservas y precauciones de los inversionistas derivados de la agenda legislativa del presidente tanto para el manejo de los presupuestos como las iniciativas de ley en materia de energía.. Desgraciadamente solo son mensajes que generan incertidumbre y desalientan las inversiones.

Los discursos estuvieron adecuados a las circunstancias y terminaron atendiendo los temas de sus respectivas agendas.

Las decisiones de los presidentes de Canadá y de Estados Unidos generan confianza en los inversionistas, las del presidente de México generan incertidumbre. Solo por compartir un ejemplo... la incapacidad de instrumentar la iniciativa de ley eléctrica antes de los presupuestos... antes de la cumbre de jefes de estado... manda el tema para el próximo año y sin dejar claro una estrategia que involucre a los inversionistas en la generación de energías limpias, mientras hay en litigios inversiones por más de siete mil millones de dólares y el mensaje del presidente es volver a las economías de los años 70’s.

Quien puede tener confianza en invertir con estos contrastes esquizofrénicos de un presidente que sonríe y manda mensajes de odio y confrontación al mismo tiempo.

Supongamos que se cumplió con la agenda internacional correspondiente para nuestras relaciones con los países del norte del continente y al día siguiente regresamos al pasado histórico y a las efemérides que tanto le gustan al presidente de México para hablar de la revolución mexicana, que es un pleito entre ladrones, elevado a rango de “transformación”…

Hasta la próxima PROSPECTIVA.

José Gerardo Mosqueda Martínez,

Presidente del Instituto de Administración Pública de Guanajuato

gmg@gerardomosqueda.com.mx

FB gerardomosqueda

TW mosquedagerardo

ÚLTIMASCOLUMNAS
martes 30 de noviembre de 2021

Prospectiva

Gerardo Mosqueda Martínez

martes 23 de noviembre de 2021

Prospectiva

Gerardo Mosqueda Martínez

martes 16 de noviembre de 2021

Prospectiva

Gerardo Mosqueda Martínez

martes 09 de noviembre de 2021

Prospectiva

Gerardo Mosqueda Martínez

martes 26 de octubre de 2021

Prospectiva

Gerardo Mosqueda Martínez

martes 19 de octubre de 2021

Prospectiva

Gerardo Mosqueda Martínez

martes 12 de octubre de 2021

Prospectiva

Gerardo Mosqueda Martínez

martes 21 de septiembre de 2021

Prospectiva

Gerardo Mosqueda Martínez

Cargar Más