/ viernes 22 de noviembre de 2019

Una Mirada a tus Ojos

La Vista y los Años

A través de los años las células del cuerpo humano envejecen y terminan muriendo. Sabia es la vida que produce nuevas células para reponer las que dejaron de ser útiles.

A pesar de ese proceso biológico, el cuerpo humano envejece y el tiempo se va llevando irremediablemente, poco a poco, nuestras facultades. Debemos estar preparados para defendernos y tratar de detener el avance de los posibles estragos.

Consecuentemente con el cuerpo humano, los ojos se hacen viejos y algún día comenzarán a dar molestias.

Dos son los recursos de los que podemos echar mano: nuestras propias observaciones y por ende los cuidados que se imponen y la medicina preventiva, los exámenes médicos que nos prevean oportunamente de riesgos y nos faciliten atacar a tiempo los focos rojos que nos marquen el peligro.

Ya hemos visto en otras pláticas pasadas la facilidad en razón de la posición de la cabeza en el cuerpo humano, para que el órgano visual se vea lastimado.

Independientemente de los cuidados que tengamos para evitar cualquier accidente, debemos entender que por el envejecimiento del ojo éste tendrá con el tiempo afecciones propias de la edad como son la catarata y la degeneración macular.

Las enfermedades van llegando sin avisar, sin darnos cuenta de ellas, cuando sentimos las molestias es porque la enfermedad ya está en nuestros ojos y es entonces cuando recurrimos al oftalmólogo quien nos señalará el tratamiento para nuestra defensa. Hemos perdido, con esta práctica, el tiempo que pudo sernos útil para detener el daño si hubiéramos tenido un aviso previo del riesgo.

Es por esto que constantemente estamos hablando de las revisiones periódicas de la vista de cuando menos una vez al año para prever antes de llegar a curar. Al médico le gusta ver a sus pacientes sanos y fortalecer a tiempo el estado de salud del paciente. Esto se vuelve más importante en cuanto la persona vive más años.

Independientemente de los avances tecnológicos para defenderse del tiempo, la participación del paciente como es el observarse a sí mismo respecto del funcionamiento de su sistema ocular y cumplir con el tratamiento y direcciones de su oftalmólogo, son vitales.

No porque usted se sienta bien, deje de ir a su consulta preventiva. Con mucha frecuencia sucede que a la persona que dice ver bien se le pone una prueba de lo que debe ver, cae en la cuenta de su deficiencia visual.

Una alteración tratada a tiempo es una ventaja para ganarle la lucha.

Una recomendación: consulte a su oftalmólogo cuando menos una vez al año. No se automedique: cada paciente tiene requerimientos particulares.

La Vista y los Años

A través de los años las células del cuerpo humano envejecen y terminan muriendo. Sabia es la vida que produce nuevas células para reponer las que dejaron de ser útiles.

A pesar de ese proceso biológico, el cuerpo humano envejece y el tiempo se va llevando irremediablemente, poco a poco, nuestras facultades. Debemos estar preparados para defendernos y tratar de detener el avance de los posibles estragos.

Consecuentemente con el cuerpo humano, los ojos se hacen viejos y algún día comenzarán a dar molestias.

Dos son los recursos de los que podemos echar mano: nuestras propias observaciones y por ende los cuidados que se imponen y la medicina preventiva, los exámenes médicos que nos prevean oportunamente de riesgos y nos faciliten atacar a tiempo los focos rojos que nos marquen el peligro.

Ya hemos visto en otras pláticas pasadas la facilidad en razón de la posición de la cabeza en el cuerpo humano, para que el órgano visual se vea lastimado.

Independientemente de los cuidados que tengamos para evitar cualquier accidente, debemos entender que por el envejecimiento del ojo éste tendrá con el tiempo afecciones propias de la edad como son la catarata y la degeneración macular.

Las enfermedades van llegando sin avisar, sin darnos cuenta de ellas, cuando sentimos las molestias es porque la enfermedad ya está en nuestros ojos y es entonces cuando recurrimos al oftalmólogo quien nos señalará el tratamiento para nuestra defensa. Hemos perdido, con esta práctica, el tiempo que pudo sernos útil para detener el daño si hubiéramos tenido un aviso previo del riesgo.

Es por esto que constantemente estamos hablando de las revisiones periódicas de la vista de cuando menos una vez al año para prever antes de llegar a curar. Al médico le gusta ver a sus pacientes sanos y fortalecer a tiempo el estado de salud del paciente. Esto se vuelve más importante en cuanto la persona vive más años.

Independientemente de los avances tecnológicos para defenderse del tiempo, la participación del paciente como es el observarse a sí mismo respecto del funcionamiento de su sistema ocular y cumplir con el tratamiento y direcciones de su oftalmólogo, son vitales.

No porque usted se sienta bien, deje de ir a su consulta preventiva. Con mucha frecuencia sucede que a la persona que dice ver bien se le pone una prueba de lo que debe ver, cae en la cuenta de su deficiencia visual.

Una alteración tratada a tiempo es una ventaja para ganarle la lucha.

Una recomendación: consulte a su oftalmólogo cuando menos una vez al año. No se automedique: cada paciente tiene requerimientos particulares.

viernes 20 de diciembre de 2019

Una Mirada a tus Ojos

lunes 16 de diciembre de 2019

Una Mirada a tus Ojos

sábado 14 de diciembre de 2019

Una Mirada a tus Ojos

jueves 12 de diciembre de 2019

Una Mirada a tus Ojos

viernes 06 de diciembre de 2019

Una Mirada a tus Ojos

viernes 29 de noviembre de 2019

Una Mirada a tus Ojos

viernes 22 de noviembre de 2019

Una Mirada a tus Ojos

viernes 15 de noviembre de 2019

Una Mirada a tus Ojos

viernes 08 de noviembre de 2019

Una Mirada a tus Ojos

sábado 02 de noviembre de 2019

Una Mirada a tus Ojos

Cargar Más