/ domingo 12 de noviembre de 2023

Los Pilares…

No son de plata, menos de oro, sí es que hablamos de política, porque, la Política es, a pesar de todo, la herramienta civilizada para lograr, entre otras cosas, la convivencia humana, y claro, sumando al Orden Jurídico, a las Instituciones, en particular a los Pilares democráticos: Judicial, Legislativo y Ejecutivo.

¿Qué pueden ser fallidas? Sí, por supuesto. Las manejan seres humanos -aunque deshumanizados, como sustancia de su fracaso-. Pero, antes de siquiera intentar su destrucción, vale hacer análisis serios, contundentes, pero sobre todo que resulten en la eficacia, en la eficiencia. Ahora se llaman “políticas públicas”.

La singularidad, es que los ciudadanos, o simplemente los habitantes de alguna zona en particular, no son escuchados. Cuando la simple lógica y la mejor intención, es que las soluciones también consideren a los afectados, por el problema social de que se trate. El que sea, porque sí, hay grados y prioridades: Ahora, el problema es Guerrero y su zona siniestrada. Eso no requiere de ninguna sesuda explicación.

Ya sabemos que, en el Presupuesto de Egresos de la Federación, para 2024, no hay una sola línea, ni un renglón que señale, ordene se aplique apoyos para la reconstrucción de esa zona del desastre que provocó Otis. Y sí, habrá gran presupuesto para las obras faraónicas -y que no hay ningún indicio de que sea real su objetivo de bienestar para el Pueblo- en que está empecinado “el señor de Palacio”. Vaya, no se debe entender ácida crítica, sino que debe haber pues, prioridades, como restaurar y asegurar la marcha normal de las vidas y patrimonio, de quienes se quedaron con lo que traían puesto, dicho literalmente.

Así como acostumbra dicho “líder”, tiene “otros datos” que parece minimizan los estragos sufridos por el meteoro mencionado y en su impronta sólo están las construcciones del rumbo maya y otras que no tiene caso mencionar, por sabidas y sobadas. Ah, y claro, las elecciones del 2024. No los ciudadanos, sino los designios materiales o políticos. A más de 15 días, no se ve para cuando se irá normalizando la vida de miles de personas allá, en Guerrero. Eso sí, según vaticinio presidencial: “Tendrán una feliz navidad”. Aludiendo que el desastre es mínimo o que la respuesta gubernamental, será efectiva y pronta. En cualquier caso, es más burla que otra cosa.

Luego, los “pilares” del actual régimen, que están a la vista de quien quiere ver, son la Soberbia, de que, quien no está conmigo, es mi enemigo jurado, por tanto “sólo mis chicharrones truenan”; la Ambición política de permanecer o mejor dicho imponer a cualquier costo un proyecto que no tiene ningún pilar de beneficio social, o del mentado Bienestar y, en particular de querer escribir su nombre en letras de oro, en la historia política reciente; y por último, un desgarrador desparpajo, traducido en irresponsabilidad y vale madrismo.

Y hay quien pregunta -y hasta encierra una afirmación, dada las circunstancias- ¿Entonces, en Guanajuato, estamos mejor sin los del Partido magenta?


LA CONDICIÓN SINE QUA NON: Puede ser que los albicelestes sean así, menos malos. Sin embargo, les falta ser mejores. Sobre todo, no confiarse de sus supuestas fortalezas, porque los ciudadanos, aunque ven lo que pasa a nivel federal, también saben que aquí, no hay una política que vea como una prioridad, el interés ciudadano. Basta recordar, por ejemplo, el problema -todavía existente- de las vías del tren, en particular dentro de la zona urbana: Horarios de paso discontinuos, agravan el problema de movilidad en horas pico, no es exagerado apuntar que obstaculizan paso de ambulancias, patrullas y toda movilidad para dar un servicio, o prestar auxilio, sin olvidar los accidentes en los cruces de los convoyes ferroviarios. Y qué decir, de lo que se llama “horas-hombre”, es decir, la inhibición de producir, como se debe, en los trabajos y sus fuentes laborales.

Entre tanto, se anuncia con bombo y platillos, lo del “puerto seco 2”, pero no se resolvió lo del paso del tren en la zona urbana, y es un tema olvidado por la autoridad competente, que como digo, su prioridad no es el ciudadano, sino los negocios y, en ello, por supuesto hay grupos beneficiados -antes y ahora, de ese proyecto que fue el mentado “ferroférico”-. Antes del arribo de Calderón Hinojosa a la presidencia, hubo al menos ocho grupos ciudadanos -uno, que yo representaba y nos sumamos-, empujaban sacar las vías del tren, pero como siempre, a promesas políticas que nunca se van a cumplir, Calderón quedó en resolver y nada, incluso, hubo ingenuidad creyendo que, por tener aquí parientes, le iba a interesar. Luego, vino una “solución”, en realidad también más visión de negocios: Los puentes vehiculares, por todo lo que “escurre” de esas obras. En fin, los ciudadanos igual, sin tomarlos en cuenta. Y esos grupos, haciendo el negocio de sus vidas y, por cierto, sin redistribución o reciprocidad de los impuestos que han usado para esas obras. Temas que retomaré en colaboraciones siguientes. Es lo que hay. Cuídense.


No son de plata, menos de oro, sí es que hablamos de política, porque, la Política es, a pesar de todo, la herramienta civilizada para lograr, entre otras cosas, la convivencia humana, y claro, sumando al Orden Jurídico, a las Instituciones, en particular a los Pilares democráticos: Judicial, Legislativo y Ejecutivo.

¿Qué pueden ser fallidas? Sí, por supuesto. Las manejan seres humanos -aunque deshumanizados, como sustancia de su fracaso-. Pero, antes de siquiera intentar su destrucción, vale hacer análisis serios, contundentes, pero sobre todo que resulten en la eficacia, en la eficiencia. Ahora se llaman “políticas públicas”.

La singularidad, es que los ciudadanos, o simplemente los habitantes de alguna zona en particular, no son escuchados. Cuando la simple lógica y la mejor intención, es que las soluciones también consideren a los afectados, por el problema social de que se trate. El que sea, porque sí, hay grados y prioridades: Ahora, el problema es Guerrero y su zona siniestrada. Eso no requiere de ninguna sesuda explicación.

Ya sabemos que, en el Presupuesto de Egresos de la Federación, para 2024, no hay una sola línea, ni un renglón que señale, ordene se aplique apoyos para la reconstrucción de esa zona del desastre que provocó Otis. Y sí, habrá gran presupuesto para las obras faraónicas -y que no hay ningún indicio de que sea real su objetivo de bienestar para el Pueblo- en que está empecinado “el señor de Palacio”. Vaya, no se debe entender ácida crítica, sino que debe haber pues, prioridades, como restaurar y asegurar la marcha normal de las vidas y patrimonio, de quienes se quedaron con lo que traían puesto, dicho literalmente.

Así como acostumbra dicho “líder”, tiene “otros datos” que parece minimizan los estragos sufridos por el meteoro mencionado y en su impronta sólo están las construcciones del rumbo maya y otras que no tiene caso mencionar, por sabidas y sobadas. Ah, y claro, las elecciones del 2024. No los ciudadanos, sino los designios materiales o políticos. A más de 15 días, no se ve para cuando se irá normalizando la vida de miles de personas allá, en Guerrero. Eso sí, según vaticinio presidencial: “Tendrán una feliz navidad”. Aludiendo que el desastre es mínimo o que la respuesta gubernamental, será efectiva y pronta. En cualquier caso, es más burla que otra cosa.

Luego, los “pilares” del actual régimen, que están a la vista de quien quiere ver, son la Soberbia, de que, quien no está conmigo, es mi enemigo jurado, por tanto “sólo mis chicharrones truenan”; la Ambición política de permanecer o mejor dicho imponer a cualquier costo un proyecto que no tiene ningún pilar de beneficio social, o del mentado Bienestar y, en particular de querer escribir su nombre en letras de oro, en la historia política reciente; y por último, un desgarrador desparpajo, traducido en irresponsabilidad y vale madrismo.

Y hay quien pregunta -y hasta encierra una afirmación, dada las circunstancias- ¿Entonces, en Guanajuato, estamos mejor sin los del Partido magenta?


LA CONDICIÓN SINE QUA NON: Puede ser que los albicelestes sean así, menos malos. Sin embargo, les falta ser mejores. Sobre todo, no confiarse de sus supuestas fortalezas, porque los ciudadanos, aunque ven lo que pasa a nivel federal, también saben que aquí, no hay una política que vea como una prioridad, el interés ciudadano. Basta recordar, por ejemplo, el problema -todavía existente- de las vías del tren, en particular dentro de la zona urbana: Horarios de paso discontinuos, agravan el problema de movilidad en horas pico, no es exagerado apuntar que obstaculizan paso de ambulancias, patrullas y toda movilidad para dar un servicio, o prestar auxilio, sin olvidar los accidentes en los cruces de los convoyes ferroviarios. Y qué decir, de lo que se llama “horas-hombre”, es decir, la inhibición de producir, como se debe, en los trabajos y sus fuentes laborales.

Entre tanto, se anuncia con bombo y platillos, lo del “puerto seco 2”, pero no se resolvió lo del paso del tren en la zona urbana, y es un tema olvidado por la autoridad competente, que como digo, su prioridad no es el ciudadano, sino los negocios y, en ello, por supuesto hay grupos beneficiados -antes y ahora, de ese proyecto que fue el mentado “ferroférico”-. Antes del arribo de Calderón Hinojosa a la presidencia, hubo al menos ocho grupos ciudadanos -uno, que yo representaba y nos sumamos-, empujaban sacar las vías del tren, pero como siempre, a promesas políticas que nunca se van a cumplir, Calderón quedó en resolver y nada, incluso, hubo ingenuidad creyendo que, por tener aquí parientes, le iba a interesar. Luego, vino una “solución”, en realidad también más visión de negocios: Los puentes vehiculares, por todo lo que “escurre” de esas obras. En fin, los ciudadanos igual, sin tomarlos en cuenta. Y esos grupos, haciendo el negocio de sus vidas y, por cierto, sin redistribución o reciprocidad de los impuestos que han usado para esas obras. Temas que retomaré en colaboraciones siguientes. Es lo que hay. Cuídense.


ÚLTIMASCOLUMNAS
domingo 16 de junio de 2024

SINE QUA NON

Saúl García Cornejo

domingo 09 de junio de 2024

SINE QUA NON

Saúl García Cornejo

domingo 19 de mayo de 2024

SINE QUA NON

Saúl García Cornejo

domingo 12 de mayo de 2024

SINE QUA NON

Saúl García Cornejo

domingo 12 de mayo de 2024

SINE QUA NON

Saúl García Cornejo

domingo 05 de mayo de 2024

SINE QUA NON

Saúl García Cornejo

domingo 28 de abril de 2024

SINE QUA NON

Saúl García Cornejo

domingo 14 de abril de 2024

SINE QUA NON

Saúl García Cornejo

domingo 07 de abril de 2024

SINE QUA NON

Saúl García Cornejo

domingo 31 de marzo de 2024

SINE QUA NON

Saúl García Cornejo

Cargar Más