/ domingo 7 de abril de 2024

SINE QUA NON

¡FUERA DE LÍMITES!

Estimados lectores, de cualquier género, e ideología política. Los ciudadanos y demás habitantes de esta lastimada ciudad y, otros lares, nos vemos y nos observan, en particular en hechos que, por su naturaleza, son llamativos, molestos, preocupantes y, también, productores de odios, miedos, incluso, terror.

Sí, me refiero a la barbarie en que, la gente bien nacida, está en medio de circunstancias antes inusitadas, pero que no es exagerado decir, van “tomando estado de normalidad”. Es impensable, pero así se acomodan los eventos, hoy o ayer, son situaciones increíbles y mañana, se irán olvidando, carcomidos por otros eventos, incluso, más molestos e inesperados.

¿De dónde, por qué y para qué, suceden esos hechos? ¿Hasta cuándo o quién los contendrá? ¿Es sólo la mera ineficacia policial? ¿Cuál es el fondo, o la intención? ¿Quién o quiénes están detrás? La única realidad tangible, por decir, es que no sabemos gran cosa y ello, genera por supuesto, mayor especulación y con ello, cabe cualquier hipótesis.

Hay que señalar que, más allá de la obvia molestia o sentimiento que despierte esa barbarie, en este caso, como ya imaginan, el asesinato de la candidata de Morena a la alcaldía de Celaya, tanto para sus partidarios, o su auspiciador, no se diga nada de su familia ya que, es aparte de la política, es un dolor que sólo entienden quienes hayan tenido esa terrible experiencia. Y aclaro, lo que digo es que no se vale, aprovechar la desgracia para hacer proselitismo político, y menos, por quien debería obligadamente proteger a los ciudadanos.

Aunque ahora, como se acostumbra, se exalten virtudes de los caídos, poco se sabía hacia el exterior social, de esta mujer, sin duda eso sí, valerosa y por ello, valiosa. Y disculpen la crudeza, pero fue usada por su auspiciador –el reyezuelo de la Profeco- que se vanagloria como paladín, aunque en el fondo sabe nadar en el mar de corrupción y ha estado usando fondos públicos para su interés personal, simplemente metiendo a la nómina oficial, a sus operadores políticos. Ah, pero ya no hay corrupción. Con toda desfachatez ha dicho a los medios que él, le “prestó” una escolta, a doña Gisela, incluso, pagada de su bolsillo. Y no le preguntaron por qué su “jefe máximo” que tanto critica a Guanajuato y se llena el buche diciendo que somos un Estado, el más violento en años, no tomó u ordenó las prevenciones necesarias. En fin.

Tanto pregonar que hay medidas, que hay presupuesto para prevenir esos casos, y proteger a candidatos de cualquier género y/o partido político, parece, de nuevo, más rollo, más demagogia. Que puede convencer a incipientes e ingenuos políticos.

Al momento de escribir estas líneas, ha salido alguna información sobre que hay detenidos, pero en realidad no hay nada concreto. Y parece una mala salida, una línea que apunte al interior de Morena, como un móvil de rencor por la candidatura. Sí trascendió el golpeteo y algunas decepciones, sin embargo, ese re-fuego lo manejó el reyezuelo dicho.


LA CONDICIÓN SINE QUA NON: No debemos los ciudadanos, perder la brújula. Es un problema el mencionado, que debe resolver pronto, la Fiscalía Local, le guste o no al reyezuelo de la Profeco, que en nada abona con sus comentarios, sino por el contrario mete cizaña, así como su “patrón mañanero”. Que luego de mover el avispero, esconden la mano. Porque si en verdad estuvieran interesados, colaborarían para llegar a un resultado, no nada más aprovechar para grillar. De esto ya estamos hasta el copete. Y demás participantes como candidatos, cabe sugerir que hagan liga para exigir protección y resolución al crimen aludido, después de todo, van en el mismo barco, aunque en diferentes camarotes. Es lo que hay. Cuídense.

¡FUERA DE LÍMITES!

Estimados lectores, de cualquier género, e ideología política. Los ciudadanos y demás habitantes de esta lastimada ciudad y, otros lares, nos vemos y nos observan, en particular en hechos que, por su naturaleza, son llamativos, molestos, preocupantes y, también, productores de odios, miedos, incluso, terror.

Sí, me refiero a la barbarie en que, la gente bien nacida, está en medio de circunstancias antes inusitadas, pero que no es exagerado decir, van “tomando estado de normalidad”. Es impensable, pero así se acomodan los eventos, hoy o ayer, son situaciones increíbles y mañana, se irán olvidando, carcomidos por otros eventos, incluso, más molestos e inesperados.

¿De dónde, por qué y para qué, suceden esos hechos? ¿Hasta cuándo o quién los contendrá? ¿Es sólo la mera ineficacia policial? ¿Cuál es el fondo, o la intención? ¿Quién o quiénes están detrás? La única realidad tangible, por decir, es que no sabemos gran cosa y ello, genera por supuesto, mayor especulación y con ello, cabe cualquier hipótesis.

Hay que señalar que, más allá de la obvia molestia o sentimiento que despierte esa barbarie, en este caso, como ya imaginan, el asesinato de la candidata de Morena a la alcaldía de Celaya, tanto para sus partidarios, o su auspiciador, no se diga nada de su familia ya que, es aparte de la política, es un dolor que sólo entienden quienes hayan tenido esa terrible experiencia. Y aclaro, lo que digo es que no se vale, aprovechar la desgracia para hacer proselitismo político, y menos, por quien debería obligadamente proteger a los ciudadanos.

Aunque ahora, como se acostumbra, se exalten virtudes de los caídos, poco se sabía hacia el exterior social, de esta mujer, sin duda eso sí, valerosa y por ello, valiosa. Y disculpen la crudeza, pero fue usada por su auspiciador –el reyezuelo de la Profeco- que se vanagloria como paladín, aunque en el fondo sabe nadar en el mar de corrupción y ha estado usando fondos públicos para su interés personal, simplemente metiendo a la nómina oficial, a sus operadores políticos. Ah, pero ya no hay corrupción. Con toda desfachatez ha dicho a los medios que él, le “prestó” una escolta, a doña Gisela, incluso, pagada de su bolsillo. Y no le preguntaron por qué su “jefe máximo” que tanto critica a Guanajuato y se llena el buche diciendo que somos un Estado, el más violento en años, no tomó u ordenó las prevenciones necesarias. En fin.

Tanto pregonar que hay medidas, que hay presupuesto para prevenir esos casos, y proteger a candidatos de cualquier género y/o partido político, parece, de nuevo, más rollo, más demagogia. Que puede convencer a incipientes e ingenuos políticos.

Al momento de escribir estas líneas, ha salido alguna información sobre que hay detenidos, pero en realidad no hay nada concreto. Y parece una mala salida, una línea que apunte al interior de Morena, como un móvil de rencor por la candidatura. Sí trascendió el golpeteo y algunas decepciones, sin embargo, ese re-fuego lo manejó el reyezuelo dicho.


LA CONDICIÓN SINE QUA NON: No debemos los ciudadanos, perder la brújula. Es un problema el mencionado, que debe resolver pronto, la Fiscalía Local, le guste o no al reyezuelo de la Profeco, que en nada abona con sus comentarios, sino por el contrario mete cizaña, así como su “patrón mañanero”. Que luego de mover el avispero, esconden la mano. Porque si en verdad estuvieran interesados, colaborarían para llegar a un resultado, no nada más aprovechar para grillar. De esto ya estamos hasta el copete. Y demás participantes como candidatos, cabe sugerir que hagan liga para exigir protección y resolución al crimen aludido, después de todo, van en el mismo barco, aunque en diferentes camarotes. Es lo que hay. Cuídense.

ÚLTIMASCOLUMNAS
domingo 19 de mayo de 2024

SINE QUA NON

Saúl García Cornejo

domingo 12 de mayo de 2024

SINE QUA NON

Saúl García Cornejo

domingo 12 de mayo de 2024

SINE QUA NON

Saúl García Cornejo

domingo 05 de mayo de 2024

SINE QUA NON

Saúl García Cornejo

domingo 28 de abril de 2024

SINE QUA NON

Saúl García Cornejo

domingo 14 de abril de 2024

SINE QUA NON

Saúl García Cornejo

domingo 07 de abril de 2024

SINE QUA NON

Saúl García Cornejo

domingo 31 de marzo de 2024

SINE QUA NON

Saúl García Cornejo

martes 12 de marzo de 2024

Sine Qua Non

Saúl García Cornejo

Cargar Más